Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil vuelve a desbloquear el acceso a la planta de Acerinox

La tensión se elevó ayer a las puertas de la factoría de Acerinox en Palmones, en el término de Los Barrios (Cádiz), donde los trabajadores se mantienen en huelga desde el pasado 9 de febrero por la falta de acuerdo en el convenio colectivo. La jornada comenzó con el desbloqueo de los accesos a la fábrica por parte de la Guardia Civil, que se presentó en la factoría a las 4.30 y sorprendió al piquete que, desde hace 24 días, monta guardia a las puertas de dichas instalaciones.

Posteriormente, el comité de empresa y el alcalde de Los Barrios, el socialista Alonso Rojas, quien desde hace semanas actúa como mediador en este conflicto, mantuvieron ayer una nueva reunión. El alcalde, tal y como explicó a los trabajadores Francisco Mora, miembro del comité de empresa, "actuará como arbitro para emitir un laudo que aglutine parte de las propuestas de empresa y trabajadores".

El secretario comarcal del metal de CC OO, Julio Martínez Fírvida, pidió a los trabajadores, durante la asamblea celebrada a las puertas de la fábrica, ante la atenta mirada de la Guardia Civil, que mantuviesen la calma y siguiesen las directrices del comité de empresa, ya que algunos huelguistas propusieron endurecer las movilizaciones.

El secretario general de la federación de empresarios del Campo de Gibraltar (FECG), Fernando Gil, informó ayer de que "la situación que se vive en el polígono de Palmones, a raíz del conflicto de Acerinox, hace peligrar 773 puestos de trabajo de 12 empresas auxiliares". Gil cifró las pérdidas en este sector en 72.000 euros diarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004