Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baltasar Porcel retrata las huellas del mestizaje en la isla de Mallorca

Dos islas se miran en Olympia a medianoche (Planeta), la nueva novela del periodista y escritor Baltasar Porcel: su Mallorca natal e Islandia, la tierra de Olympia, una mujer "poderosamente carnal" que da nombre al libro. "Para mí ha sido un gran experimento", confesaba ayer Porcel (1937) en Madrid, durante la presentación de la novela ante la prensa.

"Quería contar la historia de la sociedad mallorquina, desde el final de la Guerra Civil hasta el euro, en 200 páginas. Y terminé con casi 450", contó. Para recorrer "casi setenta años de vida mallorquina" y "hacer un retrato vital y no sociológico de un sitio al que llegan cada año 14 millones de turistas" el escritor imaginó una protagonista extranjera.

Olympia es una mujer islandesa que llega de visita Mallorca y "que con su presencia cambia la vida de todos". Marika, una aristócrata de Palma insatisfecha; su amante, Sinibald, tiene una tienda de souvenirs para turistas, y el Tres Bes, un nuevo rico salido de la nada y dueño de una multinacional hotelera, son algunos de los personajes que completan la trama. "Es un libro muy divertido, lleno de juegos de azar y de espejos y de diálogos, en los que nadie dice la verdad".

La historia, adelantó el autor, aprovecha la tensión que existe entre la sociedad mallorquina originaria, rural, cerrada y tradicional, y la realidad cada día más cosmopolita y mestiza de la isla. "Mi idea ha sido narrar esa transición", resumió Porcel.

Olympia a medianoche sale a la venta hoy, en edición simultánea en español y en catalán. Con esta historia, Porcel vuelve al Mediterráneo, escenario natural de su literatura desde la publicación de Sol negro, su primera novela, en 1961.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de marzo de 2004