Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso niega "credibilidad' a la comisión del 'caso Boulevard' y le augura un fracaso

El anterior alcalde, José Ángel Cuerda, abrirá las comparecencias la próxima semana

La comisión formada en el Ayuntamiento de Vitoria para investigar la venta del centro comercial El Boulevard a los tres meses de abrirse se constituyó ayer formalmente en medio de duras críticas del alcalde, Alfonso Alonso, quien le negó "credibilidad" y la calificó de "estrambótica". Alonso cerrará el turno de comparecencias que han dispuesto los partidos y que comenzarán la próxima semana con la presencia del anterior alcalde, José Ángel Cuerda. La previsión es que los trabajos, que incluyen el testimonio de 14 personas, concluyan en cuatro sesiones.

El objetivo de la comisión es determinar si el convenio que en el año 2000 aprobó el pleno del Ayuntamiento de Vitoria y que propició la construcción de El Boulevard gracias a la enajenación de terrenos públicos ha dañado el interés municipal, dado que la posterior venta de este centro ha desembocado en la generación de 30 millones de euros de plusvalías en manos privadas.

El Ayuntamiento, presidido en aquel momento por Alonso, apoyó la edificación de El Boulevard -en un solar de propiedad municipal y que antes había ocupado la acería Sidenor- con el argumento de que el pequeño comercio local iba a ser uno de sus promotores y así se podía defender mejor ante el desembarco que se avecinaba de las grandes superficies.Tres meses después de su inauguración, en noviembre de 2003, se ha conocido que el centro pasa a manos de la multinacional holandesa ING, que adquirirá las acciones de los otros dos socios: Eroski y los pequeños comerciantes locales, agrupados en torno a la sociedad Inalcosa, donde también tiene una participación la Caja Vital.

"Juez y parte"

Esta venta ha demostrado que los pequeños comerciantes nunca han tenido capacidad de control sobre la propiedad y ha sido el detonante de que la oposición obligara al alcalde a investigar la operación, ya que considera que la enajenación del solar y su posterior recalificación para uso comercial no ha servido finalmente para apoyar a los minoristas.

Alonso se despachó ayer a gusto en contra de una comisión, que todos los partidos de la oposición le han forzado a constituir. "Se enfrenta (la comisión) a un serio problema de credibilidad porque no se sabe lo que va a investigar y los que ahora quieren erigirse en jueces (en referencia a los partidos de la oposición) aprobaron en pleno el convenio que ha permitido construir el centro comercial. ¿Cómo se puede ser juez y parte a la vez?", se preguntó indignado Alonso. El PP es el único partido que ha rechazado desde el primer momento la creación de este foro al entender que la venta del complejo es una transacción entre sociedades privadas y que el Ayuntamiento no tiene ninguna implicación. Sin embargo, la oposición no tiene la misma percepción y está empeñada en saber si el alcalde y los pequeños comerciantes conocían que el centro iba a cambiar de manos al poco tiempo de su inauguración, vulnerando así el espíritu del convenio.

El portavoz del PSE en la comisión, Juan Carlos Alonso, cuestionó ayer que el actual Boulevard, en manos de una multinacional y con un comercio local funcionando en régimen de alquiler, pero sin ninguna representatividad a la hora de tomar las decisiones, responda a la filosofía con la que fue concebido. A diferencia del alcalde, el concejal de Hacienda, Javier Maroto, se mostró más conciliador y dispuesto a colaborar con la comisión. Reconoció que la noticia de la venta del complejo a una multinacional provocó "malestar" entre los vitorianos, pero reiteró que el Ayuntamiento no puede hacer nada para impedir esa operación.

En su primera sesión, la comisión aprobó una lista de 14 comparecientes divididos en cuatro grupos. En el primero han quedado encuadrados el ex alcalde José Ángel Cuerda y el gerente de Sidenor, Sabino Arrieta. A ambos, que comparecerán la próxima semana, se les preguntará por el primer convenio suscrito entre el Ayuntamiento y Sidenor en 1998. Cuerda adquirió los 132.000 metros cuadrados del solar a cambio de 2.700 millones de pesetas. En un primer pago, el Ayuntamiento desembolsó el 19% del precio y fijó dos plazos para dar el resto, dando tiempo a Sidenor a desmantelar sus instalaciones. Cuerda no precisó el destino que iba a dar al solar, aunque tenía claro que no sería para un centro comercial, tal y como le habían solicitado ya los minoristas.

La llegada de Alonso al consistorio en 1999 dio un giro a la situación. Para obviar la subasta pública y poder adjudicar directamente el solar a la promotora de El Boulevard, el Ayuntamiento revocó el convenio original con Sidenor y le traspasó nuevamente la propiedad a cambio de que la vendiera a su vez a los promotores.

En el segundo grupo de comparecientes se ha incluido a los promotores del centro y al ex consejero de Inalcosa. La comisión intentará conocer las claves de la venta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2004