Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Valdecasas rectifica tras decir que el PSOE pacta "con asesinos"

La ministra de Administraciones Públicas, Julia García-Valdecasas, rectificó ayer por la tarde unas declaraciones que horas antes había hecho en Cuenca en las que acusó al PSOE de haber "pactado en Cataluña con asesinos" y de "ir con asesinos en la candidatura al Senado", en referencia a Esquerra Republicana de Catalunya. Portavoces de la ministra señalaron a este diario que la ministra lamentaba el "lapsus", y precisaron que lo que quiso decir, y de hecho repitió en varias ocasiones, era que no se puede pactar con los que a su vez pactan con los asesinos, en alusión a ERC.

Las declaraciones de Valdecasas desencadenaron una dura reacción del portavoz de ERC, Joan Ridao, que anunció una querella por calumnias, y del portavoz socialista en el Congreso, Jesús Caldera, que emplazó a Mariano Rajoy a destituir a la ministra.

Las declaraciones, luego rectificadas, fueron: "No se puede presentar candidaturas conjuntas al Senado como se presentan en estas elecciones, con Esquerra Republicana (...) Con alguien que dialoga con asesinos, que habla con asesinos, con gente que va a seguir matando realmente no se puede estar, y hay que romper urgentemente". "Espero que la actuación de Zapatero, que ha sido poco clara y poco decidida, repercuta en sus votantes, que van a conservar el juicio, con criterio claro, de que con gente que asesina no se puede pactar, y que de alguna manera el PSOE ha pactado en Cataluña con asesinos; irá con asesinos en la candidatura al Senado. Con gente que mata no se puede hablar ni pactar".

Antes, el jefe de campaña del PP, Gabriel Elorriaga, acusó a ERC de haberse convertido en un "altavoz de ETA". Elorriaga también criticó que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, esté impulsando una manifestación contra la tregua de ETA sólo en Cataluña. "Me parece de una extraordinaria falta de prudencia, de todo punto inconveniente, que se anime desde las instituciones la convocatoria de manifestaciones de cualquier naturaleza en periodo electoral, y menos aún sobre temas tan sensibles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004