Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 2004

Zapatero impulsa la cultura como bandera de España en el mundo

Saramago, Gibson y Gutiérrez Aragón apoyan al líder en la promoción del 'Quijote'

El cuarto aniversario del centenario del Quijote, en 2005, constituye la oportunidad para que, al menos, durante cuatro años, se produzca en España una "inmersión cervantina" y se hable de tolerancia, religión y laicismo, de lo mestizo, de cultura... Éste es el compromiso del candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que lo materializará si gana las elecciones. Un nutrido grupo de intelectuales y artistas colaboran en el proyecto.

El líder socialista mantuvo ayer una reunión con intelectuales, cineastas, profesores de Universidad, junto a una de sus notables, Carmen Calvo, como continuación de un trabajo ya iniciado sobre los contenidos de la conmemoración del IV Centenario de la publicación del Quijote. No hubo fotos, Zapatero quiso una reunión de trabajo a puerta cerrada sin presión externa para los asistentes.

En el encuentro estuvieron escritores, cineastas, editores, actores, integrantes del mundo del arte y de la cultura. Entre otros, José Saramago, Ian Gibson, José Luis Gómez, José Carlos Plaza, Manuel Gutiérrez Aragón, Francisco Rico, Antonio María Ávila, Manuel Montero, Pilar del Río y Juan Cruz. También el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José María Barreda, para significar a la tierra manchega de donde parte la obra de Cervantes. Pero el carácter universal del Quijote, con sedimentos judíos y árabes, es lo que quiere aprovechar Zapatero para imbuir a la actual sociedad española de valores y principios.

"Mi voluntad es que el IV Centenario del Quijote sea el momento en que promovamos una transformación de nuestra escala colectiva de valores y situemos a la educación y la cultura en el puesto más alto", dijo Zapatero. No ocultó que quiere prolongar la conmemoración durante toda la legislatura para "hacer de la cultura la seña de identidad de nuestra democracia". Se aprovechará para hablar de las grandes tareas humanas, de tolerancia, religión, laicismo y lo mestizo. "Necesitamos la concepción cervantina de la moral frente al relativismo ético hoy predominante", dijo.

Iberoamérica. En coincidencia con la 15ª Conferencia Iberoamericana se convocará una reunión de todas las Academias de la Lengua Española y habrá una reunión internacional en la que participarán asociaciones cervantistas e hispanistas de todo el mundo.

Mediterráneo. Para significar los valores fronterizos y de mestizaje del mundo mediterráneo se celebrará un seminario internacional que reunirá a autores especialmente vinculadoss a las culturas árabe y judía.

Bibliografía. En la Biblioteca Nacional se organizará una exposición con las primeras ediciones del Quijote, de habla hispana y en todas las lenguas.

Literatura. Habrá un ciclo de conferencias en las principales ciudades del mundo, con participación de los premios Cervantes, el Príncipe de Asturias y los Nobel de Literatura en castellano.

Lengua. Se creará la Escuela Oficial de Traductores del Quijote. Habrá iniciativas en Artes Plásticas, Música y Teatro, Cine, Multimedia, y un programa de "animación a la lectura" en la escuela.

"Se trata de España, de quienes somos, de quienes queremos ser y cuál debe ser nuestra proyección en el mundo", proclamó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004