La morosidad de la banca acabó 2003 con la tasa anual más baja, el 0,81%

El crédito no para de subir y la morosidad no deja de bajar. La banca vive una situación ideal ya que la morosidad (los créditos que consideran que pueden no ser cobrados) de bancos, cajas y cooperativas de crédito pasaron del 0,94% en diciembre de 2002 hasta el 0,81% del cierre del año pasado, lo que supone un descenso de 0,127 puntos.

Sin embargo, conviene recordar que si se compara diciembre con noviembre de 2003, se percibe un aumento ligero. El mejor mes fue agosto, cuando la morosidad se situó en el 0,80% gracias, en parte, al fuerte aumento de los créditos.

Por entidades financieras, la morosidad de las las cajas de ahorro acabó 2003 con el 0,72%, mientras que la de los bancos se situó en el 0,82%, debido a que las entidades de ahorro tienen más créditos hipotecarios y menos a empresas. Tanto bancos como cajas disminuyeron su volumen de préstamos dudosos, pero los primeros lo hicieron en mayor medida. En cuanto a las cooperativas de crédito, terminaron el año con una tasa de morosidad del 1,28%, una caída de 0,10 puntos respecto al cierre de 2002.

Más información

En tasa interanual (diciembre de 2003 sobre diciembre de 2002), el volumen total de créditos del sector creció un 8,58%, mientras que los dudosos bajaron un 0,54%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de febrero de 2004.

Lo más visto en...

Top 50