Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las denuncias por maltrato crecieron en Andalucía un 25% el año pasado

El número de mujeres atendidas el año pasado en centros andaluces tras sufrir malos tratos creció el 0,93%, tasa muy inferior al de las denuncias presentadas por este motivo, que aumentaron el 25,2%, según un estudio del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). La directora del organismo, Teresa Jiménez, volvió a pedir una ley integral para combatir esta violencia durante la apertura de un encuentro internacional sobre malos tratos. El informe del IAM, que excluye los datos de Cataluña y el País Vasco, muestra que el año pasado se presentaron en España 36.735 denuncias por malos tratos, un 21,6% más que en 2002, mientras que en Andalucía se contabilizaron 8.243 expedientes, un 25,2% más.

Los mayores índices de violencia machista se registraron en Ceuta, Melilla, Canarias, Murcia, Baleares, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid, donde superaron la tasa de 2 denuncias por cada mil mujeres, frente al 1,76 por mil de media nacional.

Respecto a las mujeres víctimas de malos tratos atendidas en 2003 en Andalucía, se contabilizaron 3.659 casos, un 0,93% más que en 2002, y Sevilla y Málaga fueron las provincias con más mujeres atendidas: 749 y 659 víctimas, respectivamente.

Teresa Jiménez subrayó ayer que el problema de los malos tratos es "estructural y generalizado" y debe ser afrontado desde el consenso entre las administraciones. Jiménez recordó que el año pasado fallecieron en España 69 mujeres por la violencia machista, una cifra superior a las muertes por terrorismo. "Necesitamos una norma integral, porque hace falta una respuesta coordinada de todas las administraciones y de la sociedad para que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad y no sólo un derecho por conseguir". Jiménez recordó que las políticas contra los malos tratos en Andalucía cuestan 834 millones de euros, el 0,9% del PIB bruto andaluz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004