Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 2004 Andalucía

Chaves promete un mejor trato fiscal para 7.000 discapacitados

El ahorro fiscal es de seis millones de euros, el 0,03% del presupuesto actual de la Junta

El presidente de la Junta y candidato socialista a la reelección, Manuel Chaves, prometió ayer un mejor trato fiscal para los dispacitados con un grado de minusvalía igual o superior al 33% (unos 7.000 andaluces) en los impuestos sobre el patrimonio, sucesiones y donaciones, transmisiones y actos jurídicos documentados, cedidos a las comunidades autónomas. El ahorro fiscal para estas personas es de 6 millones de euros, lo que representa tan sólo el 0,03% del presupuesto actual de la Junta de Andalucía.

Esta iniciativa forma parte de la propuesta fiscal que figura en la oferta electoral del PSOE de Andalucía, de la que Chaves avanzó algunos detalles el pasado sábado tras la aprobación del programa electoral en el comité director de los socialistas andaluces. Dentro de su idea de crear un espacio fiscal propio, el PSOE propone actuaciones concretas en el tramo autonómico del IRPF.

El paquete de deducciones dirigidas a los discapacitados son: los patrimonios netos que no superen los 250.000 euros no pagarán nada; en el impuesto de sucesiones y donaciones, las herencias que puedan recibir estas personas tampoco pagarán siempre que lo recibido no sea superior a los 250.000 euros, con lo que se duplica el límite actual, establecido en 125.000 euros. En el impuesto de transmisiones patrimoniales, se deducirá a la mitad -del 7% al 3,5%- el tipo impositivo aplicable a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual con valor inferior a 130.000 euros. En cuanto a los actos jurídicos documentados, el tipo también se reducirá del 1% al 0,3% para la constitución de préstamos hipotecarios destinados a la vivienda habitual con un valor inferior a 130.000 euros.Las bonificaciones para los discapacitados es tan sólo un parte de la propuesta fiscal del PSOE de Andalucía. La idea del presidente de la Junta es que la comunidad tenga más competencias normativas en el tramo autonómico del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para aplicar a las plusvalías y ganancias patrimoniales el mismo gravamen que a las rentas de trabajo.

La operación que propone Manuel Chaves, calcada a la que figura en el programa electoral de su partido para las elecciones generales, significa actuar en dos direcciones, una encadenada a la otra para que no suponga una merma considerable de los ingresos de la comunidad.

Por un lado, Chaves defiende como principio general que a las plusvalías y ganancias patrimoniales generadas en un plazo superior a un año deben aplicárseles el mismo tipo impositivo que a los ingresos por la renta en el trabajo, a los que dependiendo de su cuantía se les aplica un tipo mínimo del 15% y un máximo del 45%, mientras que las plusvalías tributan al 15%. El presidente socialista quiere que en el IRPF autonómico "no haya distinción en la fuente de ingresos a la hora de aplicar el gravamen", pero Andalucía carece de competencias para actuar en esta materia.

Chaves quiere llevar esta propuesta al Consejo de Política Fiscal y Financiera cuando se debata el próximo sistema de financiación autonómica (2005) para poder alterar el tipo al que están sometidas las plusvalías, lo que, según los datos que facilitó ayer, supondría un incremento en la recaudación del IRPF autonómico de 50 millones de euros. Y una vez "dato este paso" propondrá "al mismo tiempo" mejorar el tratamiento en el IRPF autonómico a los contribuyentes cuyos rendimientos netos no superen los 12.000 euros.

La propuesta de Chaves es que estas personas no tendrían que pagar nada de la cuota autonómica. Esta medida afectaría a 700.000 personas en Andalucía (el 30% de los declarantes) a las que supondría un ahorro fiscal de 60 millones de euros. La aplicación de las dos medidas a la vez supondría una disminución de ingresos de 10 millones de euros.

De manera escalonada

Chaves asegura contar con "informes jurídicos" que avalan que tiene competencias para actuar en la reducción del IRPF autonómico, aunque en cualquier caso la Junta lo hará "de manera escalonada" a lo largo de la legislatura y empezando por las rentas más bajas. "La decisión se puede tomar con independencia de que el Consejo de Política Fiscal y Financiera no quiera ampliar la capacidad normativa y si el Partido Popular se niega, tendrá que explicarlo", afirmó Chaves en una conferencia de prensa para exponer el programa electoral de su partido.

La oferta que presenta el PSOE, que ha coordinado la vicesecretaria general, Mar Moreno, se estructura en tres bloques que titulan bajo los epígrafes: "Crecer en la sociedad de la información", "Crecer en derechos sociales" y "Crecer en democracia", en los que se incluyen un total de 778 propuestas en materia económica, Estado del Bienestar y política.

Chaves destacó como los más relevantes los compromisos de alcanzar los tres millones de ocupados al finalizar la próxima legislatura; destinar el 1% del PIB andaluz a investigación, desarrollo e innovación; el mantenimiento de los complementos de pensiones "a pesar de los obstáculos y requerimientos del Gobierno central"; establecer chequeos anuales a las personas mayores de 65 años, según factores de riesgo; el impulso de la investigación biomédica; alcanzar los 200.000 ordenadores en los centros educativos andaluces; implantar una red de centros bilingües; y 250.000 actuaciones en materia de vivienda, de modo que el 50% de los nuevos hogares sean viviendas de protección pública.

En cuanto al modelo de televisión pública, el programa socialista nada dice de propiciar una desgubernamentalización de RTVA, con la elección del director general por parte del Parlamento y remite a una norma general común para todo el Estado. No obstante, Chaves afirmó que aunque siempre ha sido defensor de una "normativa marco", asumirá las conclusiones a la que llegue el comité de expertos convocado por José Luis Rodríguez Zapatero sobre los medios públicos "sea cual sea el Gobierno que esté en Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004