Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Mujeres maltratadas y cinismo

El pasado martes, en el noticiario de TVE, escucho con estupor que el ministro Michavila pide que las mujeres maltratadas denuncien los hechos, dando a entender que el Gobierno las apoyará.

En ese caso, ¿por qué le han recortado las subvenciones al único centro de reinserción de mujeres maltratadas que hay en toda Europa? Mientras que en las casas de acogida sólo se puede estar un máximo de tres meses, en este centro ellas pueden permanecer el tiempo suficiente para encontrar un trabajo estable, un piso, inscribir a sus hijos en colegios seguros, donde no puedan ser secuestrados por el maltratador o su familia. Además, allí se esconden mujeres que se encuentran amenazadas de muerte por sus ex parejas.

Ministro Michavila: ¿cuántas mujeres tienen que morir para que este centro no se cierre? ¿De verdad le importa a usted o al candidato Rajoy? No vale pedir que las mujeres denuncien, de cara al electorado, y luego recortar las subvenciones. Sólo se tienen fondos para permanecer en activo hasta agosto de este año. Y son las profesionales que hay dentro quienes hacen posible que estas mujeres superen sus malos tratos para poder llevar una vida digna, no las palabras ni las promesas.

Reaccione. Evite que este centro se cierre y, si realmente le interesa, facilite el que se convierta en una institución, que es una vergüenza que se tenga que gestionar como una ONG un centro que otros países están tomando como modelo, y que parece que a su Gobierno le molesta o se avergüence de él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2004