_
_
_
_
_

El ex fiscal jefe de Madrid, expedientado por supuesta filtración de una querella

La Inspección Fiscal ha abierto expediente disciplinario al ex fiscal jefe de Madrid Mariano Fernández Bermejo, por la supuesta filtración a dos medios informativos del contenido de una querella interpuesta por el fiscal de Medio Ambiente contra el ex alcalde de Alcorcón, Pablo Zúñiga, y los participantes en una presunta trama especulativa, según confirmaron a este periódico fuentes de la Fiscalía del Estado.

El expediente a Fernández Bermejo es consecuencia de las diligencias informativas abiertas a raíz de una denuncia de los querellados, que originaron la apertura de unas diligencias informativas contra el ex fiscal jefe a finales del pasado junio. Las diligencias han sido elevadas ahora a expediente disciplinario.

Más información
Michavila declara en el Supremo por sus acusaciones contra el ex fiscal jefe de Madrid

Las fuentes consultadas en Fiscalía del Estado indicaron que el expediente se refiere a una posible falta de "revelar hechos o datos conocidos en el ejercicio de su función o con ocasión de ésta". Dicha falta fue introducida en el nuevo Estatuto del Ministerio Fiscal, que entró en vigor el 14 de junio de 2003. Según las fuentes citadas, la falta imputada a Fernández Bermejo no ha sido calificada aún, aunque puede llegar a ser considerada como "grave" o "muy grave".

El ex alcalde de Alcorcón pidió que se investigase al fiscal de Medio Ambiente, Emilio Valerio, y al entonces fiscal jefe de Madrid, Mariano Fernández Bermejo, después de que el primero presentase una querella contra Zúñiga y otras siete personas vinculadas al sector inmobiliario, entre ellas el constructor Francisco Bravo Vázquez, que reservó la habitación de un hotel de Madrid a los diputados traidores al PSOE Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, cuando abandonaron la Asamblea de Madrid para impedir el acceso del PSOE al Gobierno de la comunidad autónoma. La querella revelaba una supuesta trama inmobiliaria en Alcorcón para levantar 40.000 viviendas en suelo no urbanizable. Valerio no ha sido expedientado.

Fernández Bermejo, uno de los fiscales considerados "incómodos" para el Gobierno, fue relevado de su cargo de fiscal jefe de Madrid el pasado julio, aprovechando que el nuevo Estatuto prevé el cese automático de los fiscales con más de cinco años de mandato. Su sucesor, Manuel Moix, ordenó quitar los carteles de convocatoria a una cena homenaje a su antiguo jefe. Fernández Bermejo mantiene una demanda contra el ministro de Justicia, José María Michavila, por acusarle de querer boicotear los juicios rápidos, que está pendiente de resolver por la Sala Civil del Supremo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_