Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero elige un 'comité de sabios' para diseñar el modelo de televisión pública

El líder del PSOE renuncia a elegir al director general del ente público si gana el 14-M

Si José Luis Rodríguez Zapatero gana las elecciones del 14-M renunciará a hacer uso de la legislación actual para elegir personalmente al director general de RTVE. Zapatero se ha comprometido a nombrar un comité de sabios, el Consejo Independiente de Reforma de los Medios Públicos de Comunicación, que diseñará un modelo de medios públicos "independientes en defensa de la cultura, del idioma, de la protección a la infancia y como instrumento para transmitir valores cívicos". La propuesta, junto a otras tres, salió de la reunión de Zapatero con sus 10 notables.

La novedad de la propuesta está en que Zapatero aparca su propio proyecto para el ente público RTVE y deja a un comité de sabios, personas "independientes", que diseñe la suya. "Salga la propuesta que salga", la aceptará "de principio a fin", dijo Zapatero.

Los cinco "independientes" que se harán cargo de este trabajo a su vez podrán nombrar a otros expertos para que les asesoren, y ya han dado el sí al líder socialista. El secretario general del PSOE agradeció ayer públicamente la aceptación de esa misión a los cinco: Fernando Lázaro Carreter (académico), Emilio Lledó (académico), Fernando Savater (filósofo y escritor), Victoria Camps ( catedrática ) y Enrique Bustamente (catedrático).

La propuesta nació de la segunda reunión del líder del PSOE con sus diez notables y después de que todos se impusieran la tarea de llevar para este encuentro propuestas de reforma institucional que tienen como fondo la "preocupación" de Zapatero por "la escasa calidad de la democracia", según les dijo en su primera reunión constitutiva hace tres semanas.

"Pondré en marcha un Consejo Independiente de Reforma de los Medios Públicos de Comunicación que emitirá un informe cuyos principios y reglas aceptaré de principio a fin, este es mi compromiso", aseguró. Tras citar el nombre de los cinco miembros de consejo, Zapatero elogió su "gran prestigio intelectual, ético y científico" y dijo que tendrán libertad para elegir a otras personas para trabajar en el informe.

En conversación informal, el dirigente socialista dio por supuesto que al menos los presidentes socialistas de comunidades autónomas aceptarán ese informe y esos principios y, desde luego, la fórmula para elegir al director general.

En el proyecto inicial del PSOE se decía ya que la propuesta no podría ser gubernamental sino que saldría del Parlamento con las tres quintas partes de sus miembros. Ahora aceptará lo que diga ese consejo. "Se acabó la televisión de partido y que los partidos utilicen los medios de comunicación públicos en su provecho", dijo Zapatero. Si no gana las elecciones, el PSOE hará igualmente la propuesta que surja del trabajo de estos intelectuales al resto de los grupos de la Cámara.

En cuanto a quién elegirá al director general mientras se elabora el nuevo estatuto, Zapatero aseguró que no había decidido todavía qué formula de transición seguiría.

El líder del PSOE compareció flanqueado por Carmen Alborch y Gregorio Peces-Barba, dos de sus asesores. Alborch ha sido durante la legislatura recién disuelta presidenta de la Comisión de Control de RTVE. Peces-Barba fue presidente del Congreso de los Diputados.

La segunda propuesta que hizo Zapatero fue la elaboración de un "Estatuto de neutralidad" para los presidentes del Congreso y del Senado. También propuso la creación de una Oficina Presupuestaria para conocer "en tiempo real" cómo gasta el Gobierno el presupuesto, y un cambio en la Ley General Electoral para hacer obligatorios los debates de los candidatos en los medios públicos de comunicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 2004