Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Condena de 7 millones a 'Hello!' por fotografiar la boda de los Douglas

La justicia británica dictaminó ayer que la revista Hello! deberá pagar unos siete millones de euros, algo más del 75% de los costes legales del pleito que perdió frente a su rival OK!, por romper la exclusiva que ésta tenía de las fotos de la boda de Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones en 2000 en Nueva York. Pero sólo los abogados se enriquecerán con el pleito: la pareja acabará con un déficit de cientos de miles de libras y OK! apenas cubrirá gastos.

En noviembre de 2003, el juez ordenó a Hello! que pagara 1.033.156 libras (casi 1,49 millones de euros al cambio actual) a OK! después de que un fotógrafo contratado por Hello! se introdujera subrepticiamente en la boda de los Douglas y rompiera así el contrato de exclusividad de OK! Pero el magistrado desoyó las reclamaciones de la pareja, que pedía 600.000 libras por los perjuicios comerciales y el daño emocional que dijeron sufrir por la actuación del paparazzo. El juez les otorgó tan sólo sendas compensaciones de 7.300 libras.

Pero el juez no decidió entonces quién pagaría las costas del proceso, que suman entre cuatro y cinco millones de libras (entre 5,79 y 7,23 millones de euros). Ayer dictaminó que Hello! pagara entre el 75% y el 85%, y las demás partes, el resto. Con esas cifras, la factura total que puede abordar Hello! se puede elevar hasta los 4,75 millones de libras (6,87 millones de euros): entre 3 y 3,75 millones de libras por las costas judiciales y algo más de un millón por las indemnizaciones. Un portavoz de la revista no quiso comentar a este periódico tamaño contratiempo y ni siquiera aceptó desvelar la facturación anual de la compañía. Las ventas semanales rondan los 350.000 ejemplares.

A OK! apenas le salen las cuentas. Al millón de libras que ganó en el juicio hay que restarle entre 500.000 y 625.000 libras de costas, por lo que en todo el proceso ha sacado entre 540.000 y 725.00 euros, a los que hay que restar el dinero que dejó de ingresar al perder la exclusiva.

Los Douglas afrontan también unos gastos legales de entre 725.000 y 900.000 euros, cifra astronómica al lado de los 21.000 euros de compensaciones que les asignó el juez.

"Todo ha sido un absurdo despilfarro. Este caso no tenía que haber empezado nunca", declaró ayer uno de los abogados de Hello!, Matthew Higdon. "La decisión refleja que los Douglas y OK! perdieron nueve de sus 14 reclamaciones", dijo otro de los abogados, Chris Hutchings.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de enero de 2004