Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eugenio Trías mantiene viva su pasión por la filosofía con un libro sobre la verdad

El filósofo barcelonés recibe la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid

Con un libro sobre la verdad casi en las manos y dos más en la cabeza (uno sobre música y otro sobre política), Eugenio Trías (Barcelona, 1942) asegura encontrarse en un momento pleno de su pensamiento filosófico. Ayer recibió en Madrid, rodeado de amigos y familiares, la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes, una distinción que reconoce la obra de este autor que defiende "las complejas formas" de la filosofía.

Además de El libro sobre la verdad (título del próximo texto de Eugenio Trías), el autor de Ética y condición humana prepara Argumentos musicales, "un libro sobre música y músicos" en el que Trías reunirá una serie de ensayos sobre Haydn, Mozart ("centrado en el Don Giovanni"), Beethoven ("lo llamo el estilo heroico") y Stravinski. "La música es una pasión tan antigua como la filosofía. Es una pasión que nunca pude desarrollar y por eso he querido buscar un punto de conexión". Además de sobre la música, Trías trabaja en lo que podrían ser unos textos sobre filosofía política: La política y su so

mbra. "Son ideas ya esbozadas en mis artículos. La sombra es un tema muy de ahora", añade, para quien a los tres conceptos básicos de la razón práctica -justicia, libertad y felicidad- hoy se puede sumar un cuarto, el de seguridad.

"La divulgación filosófica es importante, pero no confundamos: más Platón y menos Prozac. La filosofía puede tener una dimensión literaria o poética, pero los conceptos no son siempre sencillos. No se debe engañar al lector y hacerle creer que se puede simplificar. La divulgación siempre es buena y es importante encontrar formas de filosofía cercanas a la información, pero la filosofía tiene formas muy complejas y el lector debe saberlo". "Mis ensayos de los años setenta", continúa, "eran libros sencillos y asequibles; reconozco que los últimos son mucho más complejos".

Trías recibió ayer, de manos del presidente del Círculo de Bellas Artes, Juan Miguel Hernández de León, una medalla que reconoce toda su obra. Casi 30 libros publicados que le convierten en un "pionero en la renovación, desde finales de los años setenta, del ensayo de pensamiento". Articulada en torno al ["controvertido término", según el propio Trías] de la filosofía del límite, su obra se mueve por diferentes planos del pensamiento: la estética, la ética, la filosofía de la religión o la teoría del conocimiento. Así, de Lo bello y lo siniestro a La aventura filosófica o el lenguaje del perdón.

El escritor y psicoanalista Jorge Alemán, que anoche participó en un encuentro con Trías, escribe: "La voluntad filosófica es un hecho excepcional, extraño, sumamente escaso, es un corte transversal en la situación dada [...]. Sólo hay voluntad cuando se consiente a un destino, cuando se es portador de un deseo indestructible que no se justifica y se empeña en nombrar aquellos lugares nuevos que irán atravesando [...]. Esta voluntad filosófica lleva el nombre de Eugenio Trías".

Trías es catedrático de Filosofía en la Facultad de Humanidades de la UPF de Barcelona y posee, entre otros galardones, los premios Nacional de Ensayo (1983), Internacional F. Nietzsche (1995), Anagrama y Ciudad de Barcelona. Ayer agradeció "emocionado" la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, que antes han recibido, entre otros, Francisco Ayala, Antonio Saura, Carmen Martín Gaite, Joan Brossa, Álvaro Siza, Günter Grass y Antoni Tàpies, una medalla vinculada a "una institución imprescindible en Madrid". "Mi historia", añadió Trías, "empieza a ser la historia de dos ciudades, como dice la novela de Dickens".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de enero de 2004