Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CARLES SOLÀ | Consejero de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información

"Volveré a presentar a mi candidato para dirigir la Sociedad de la Información"

El nuevo titular del Departamento de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información (DURSI), el independiente y ex rector de la Universidad Autónoma Carles Solà (Xàtiva, 1945), ha entrado en el Ejecutivo tripartito de la mano de Esquerra Republicana, y su aterrizaje en el despacho -hecho a la medida de su antecesor en el cargo, el también académico Andreu Mas-Colell- ha estado rodeado por la polémica.

Su intento de nombrar al militante de Iniciativa y director de Ràdio Arenys, Oriol Ferran, como secretario de la Sociedad de la Información tropezó con el secretario del Gobierno, el socialista Ernest Maragall. Pero Solà asegura que mañana presentará de nuevo este nombre ante el Consell Executiu, y que cuenta con el apoyo del conseller en cap, Josep Lluís Carod.

"La economía de salarios bajos, la economía del ladrillo, está liquidada"

"Ernest Maragall me pidió que aplazara el nombramiento para poder hablar"

Pregunta. ¿Oriol Ferran sigue siendo su candidato para secretario de la Sociedad de la Información?

Respuesta. Sí. Ayer hablé con el conseller en cap y está de acuerdo. Tanto él como, por supuesto, el presidente de la Generalitat tienen mi cargo a su disposición. Si no tuviera la confianza del conseller en cap presentaría inmediatamente mi dimisión.

P. Ferran es militante de ICV. ¿Apoya ERC su decisión?

R. Ferran participó en una lista municipal de Iniciativa en Arenys. No sé si es militante ni me importa. Es la persona que he considerado idónea para activar el sector de la Sociedad de la Información. Contaba con la confianza del anterior alcalde de Arenys, de Esquerra, y está muy bien vista en el partido.

P. ¿Fue el PSC quien se opuso al nombramiento?

R. Lo que sucedió es que el secretario del Gobierno me pidió que aplazáramos este nombramiento y otro más para que pudiésemos hablar sobre ello, y yo acepté. Pero no se ha producido ningún rechazo.

P. ¿No ha habido un veto?

R. No, no se ha producido ningún veto por parte de nadie. Es cierto que el nombre de Ferran causó algunas reacciones y que ha habido quienes han manifestado, a título individual, que tal vez no daba la talla. También otro tipo de rumores le calificaban de desconocido. Pero al mismo tiempo también ha salido una declaración conjunta de personalidades importantes del mundo de la Red que de forma clara muestran su apoyo a Ferran, lo consideran un profesional con una larga trayectoria en la sociedad de Internet y una persona apreciada por el colectivo. En términos políticos sólo ha habido una petición del secretario del Gobierno para que habláramos del caso. Pero yo, mañana, llevaré su nombre a la reunión del Consell Executiu para que sea nombrado secretario de la Sociedad de la Información.

P. Y con el apoyo de ERC

R. Con el apoyo de ERC.

P. ¿Es cierto que ha habido maniobras para llevarse a otro departamento la secretaría de la Sociedad de la Información?

R. A mí no se me ha dicho nada. Lo he leído en la prensa y no niego que pueda haber algo. Lo que sí es cierto es que los dos componentes del DURSI, las universidades, por un lado, y la Sociedad de la Información, por otro, han estado algo separados durante el anterior mandato. Una de mis ambiciones es que este departamento acabe de cuajar, integrando estos dos componentes. Mi antecesor, Andreu Mas-Colell, ha puesto un gran énfasis en el campo de la investigación y esto le ha absorbido completamente, y realmente el trabajo que ha hecho en ese campo es muy considerable, pero mi intención es implicarme en conseguir una sinergia entre estos dos elementos.

P. Hay críticas sobre el estado actual de la Red de Internet en Cataluña. ¿Cuál es su proyecto en este sentido?

R. Me propongo racionalizar y mejorar las infraestructuras. Pero debo confesar que aún no he tenido tiempo material para estudiar la situación actual. Además, nos encontramos con un problema curioso. Acabo de leer un informe espléndido y muy completo de un grupo de estudios de la Universidad Pompeu Fabra sobre las tecnologías de la información en Cataluña. Tiene escasamente un año y medio de antigüedad pero no contempla el Wi-fi, el Internet sin hilos, lo que lo convierte en obsoleto. Hay que estar muy atento a las oportunidades tecnológicas. Paralelamente hay que conectar la tecnología con el conocimiento, especialmente en el sector empresarial. La economía de los salarios bajos, la economía del ladrillo, está liquidada. Cataluña tiene muchas empresas basadas en la Red. También tenemos activos acumulados muy importantes, como por ejemplo la Alianza Biomédica de Barcelona, que tengo intención de ampliar. Éste es el camino por el que hay que ir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de enero de 2004