Los alumnos inmigrantes aumentaron un 250% desde 1999

87.425 chicos de otros países estudian actualmente en Madrid frente a los 25.049 de 1999

El mestizaje de la escuela madrileña es una realidad. El alumnado inmigrante, sobre todo de países como Ecuador, Colombia y Marruecos, ha aumentado un 250% en los últimos cuatro años. Hoy son 87.425 los chavales de otros países (un 12% del total) matriculados en centros de educación infantil, primaria y secundaria, frente a los 25.049 del curso 1999/2000. El 75% de estos chicos van a colegios públicos y sólo un 25% a privados concertados. Mientras en la capital los concertados escolarizan al 38% de los inmigrantes, en el Corredor del Henares y en la zona Oeste sólo atienden al 6%.

Para junio podrían ser ya 100.000 los niños inmigrantes matriculados en la región, porque a los 87.425 actuales hay que sumar los que vayan llegando con el curso ya empezado (20.000 el año pasado), según explican responsables de la Consejería de Educación.

Adolfo Navarro, portavoz de Educación del PSOE en la Asamblea de Madrid, considera "muy descompensado" que sólo un 25% de estos escolares estudien en colegios privados sostenidos con fondos públicos (concertados). "Y la situación más grave se da en la capital, donde la concertada escolariza al 60% del alumnado total y sólo al 38% de los inmigrantes", explica. "Eso hace que en algunos centros públicos más de la mitad de los niños procedan de otros países, lo que dificulta mucho la integración. Al final los padres madrileños acaban sacando de esos centros a sus hijos y los profesores se sienten desbordados, lo que deteriora la imagen de la escuela pública", añade.

"Equipos especializados"

Una de las soluciones aportadas por Navarro (consensuadas, según explica, con IU, CC OO, UGT y la federación de padres de alumnos Giner de los Ríos) es que la admisión de los alumnos inmigrantes en las escuelas se realice a través de un órgano centralizado municipal y no en cada colegio.También reclama que se aumente el número de plazas que cada centro concertado tiene que reservar a principios de curso para el alumnado inmigrante que se incorpora fuera de plazo. "Además, en esos centros que tienen ya un elevado porcentaje de chicos de otros países, habría que ensayar nuevos métodos, crear equipos especializados y permitir menos alumnos por clase", concluye Navarro.

El consejero de Educación, Luis Peral, replica, sin embargo, que "en los grandes números no hay tal desequilibrio entre el peso de la educación pública y la privada en la escolarización de inmigrantes". "El 70% del alumnado de la región acude a centros públicos, y en el caso de los inmigrantes es el 75%, no hay tanta desproporción. Otra cosa es que en determinados centros haya una excesiva concentración de niños de otros países, lo que sí sucede, y estamos pensando medidas para paliarlo", añade. "La oposición nos ha ofrecido su apoyo en este tema y vamos a hablar con ellos porque es un asunto crucial", matiza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

María Antonia Casanova, directora de promoción educativa de la Comunidad, explica que en algunas comarcas de la región, como la zona norte, "es normal que el 99% de los niños inmigrantes vaya a centros públicos porque la enseñanza concertada casi no existe".

Francisco García, responsable de Enseñanza de CC OO-Madrid, cree, por su parte, que hace falta un plan integral de atención al alumnado inmigrante con medidas para facilitar su inserción y la de su familia a través de mediadores interculturales y con comisiones de escolarización que eviten la creación de guetos escolares. La mayoría de estos niños son de origen latinoamericano, por lo que no suelen tener problemas graves con el idioma. Según datos de Educación, sólo un 22% de estos 87.425 chicos necesitan un refuerzo educativo por presentar un desfase escolar o por dificultades con el castellano. De ese apoyo se encargan 1.200 profesores (hace cuatro años había sólo 505).

El mayor incremento de colegiales de otros países se ha producido, en estos cuatro años, en las escuelas del Corredor del Henares (un 332%) y de los municipios del sur como Getafe, Leganés, Parla o Móstoles (un 308%). Por tramos educativos la mayor parte de estos chavales acuden a las aulas de educación infantil (de tres a seis años) y de primaria (de seis a 16).

Para apoyar a todo este alumnado y a sus familia la Consejería de Educación tiene en marcha una serie de programas. Así, existe un servicio itinerante con 21 profesores que acuden a los centros con alumnado extranjero que precisan un refuerzo puntual. Hay, asimismo, un servicio de intérpretes para facilitar las relaciones entre el profesorado y los padres de alumnos que no saben español. Sin embargo, la iniciativa de más peso para facilitar la integración de todos estos chicos ha sido la creación de 172 aulas de enlace (90 en centros públicos y el resto en concertados). Son una especie de aulas puente en las que los chavales que no saben castellano permanecen por un tiempo máximo de seis meses.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS