Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas ejercerán la acusación en el caso Cartagena

El PSPV ejercerá la acusación popular en el caso de las primas únicas suscritas entre los años 1988 y 1989 por el ex consejero de Obras Públicas Luis Fernando Cartagena con el entonces Banco de Santander. Para el PSPV, la firma de los contratos, denominados de nuda propiedad en el ámbito financiero, cuya finalidad era asegurar la opacidad fiscal de dichas operaciones -en el caso de Cartagena ascendieron a algo más de dos millones de euros- podría estar relacionada con la adjudicación de la contrata de recogida de basuras a la firma Cubiertas y Mzoz, ahora Necso.

El secretario general del PSPV de Orihuela, Francisco García Ortuño, mantiene que la clave de la investigación judicial, que se prolonga desde hace más de una década, es aclarar el origen del capital que permitió a Cartagena suscribir los oscuros fondos, precisamente en unas fechas coincidentes con la firma del contrato a Necso, "una adjudicación leonina para los intereses del Ayuntamiento", precisa Ortuño. El Ayuntamiento de Orihuela, presidido por Luis Fernando Cartagena, y la firma Necso firmaron el contrato de adjudicación del servicio de basuras el 18 de octubre de 1988. La concesión del servicio era para 20 años, prorrogables por otros tantos más.

Entre los beneficiarios de las primas únicas también se encontraba supuestamente el gerente de Necso, con 144.000 euros. Éste último, ajeno a la investigación judicial debido a que la supuesta deuda fiscal no superaba los 100.000 euros, siempre ha negado ese extremo. El directivo de Necso, en base a un error en el DNI, alega que el verdadero tenedor de las primas únicas es un abogado de Madrid, del mismo nombre y apellidos.

Con todo, la personación del PSPV en el caso tendrá que esperar a que los jueces decidan cuál es el órgano instructor. La última decisión de la Audiencia Nacional fue trasladar la causa al Juzgado de Instrucción número 6 de Alicante. El titular de este juzgado ha devuelto la causa a la Audiencia. El juez considera que el juzgado competente para instruir la causa tiene que ser uno radicado en Orihuela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de enero de 2004