Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán divulgará las irregularidades cometidas desde el año 1999

El Gobierno tripartito catalán "proporcionará y facilitará el acceso a la información de auditorías, inspecciones, estudios o similares sobre presuntas irregularidades de la pasada legislatura". Ese es el punto noveno del anexo al acuerdo de gobierno suscrito por el Partit dels Socialistes (PSC), Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) el pasado 14 de diciembre y que hasta ahora no se habían hecho públicos.

El anexo relaciona todos aquellos flecos que el pacto del tripartito dejó pendientes de resolución. Así, en el punto cuarto se afirma que se creará "una mesa interpartidaria de seguimiento y control de la publicidad institucional, de las campañas publicitarias, las subvenciones y convenios a los medios de comunicación". En el punto seis, y en lo relativo contratación de personal, los integrantes del tripartito se comprometen "a establecer criterios de revisión del sistema de selección y provisión del personal interino y a revisar el blindaje de contratos, las normas de regulación del personal eventual y el resto de situaciones anómalas en la contratación laboral" .

Los firmantes consideran en todos los organismos colegiados, entidades autónomas administrativas, comerciales, agencias y consorcios, los nombramientos se harán por consenso de los tres partidos integrantes del Gobierno.

Tergiversaciones

Fuentes del tripartito quisieron ayer relativizar el hecho de que el anexo no fuera dado a la publicidad. "Lo cierto es que no lo consideramos necesario", aseguraron los citados medios. Sin embargo, ante los rumores que han circulado recientemente sobre un supuesto reparto secreto de cargos entre los tres partidos, las citadas fuentes consideraron importante salir al paso de lo que consideran "tergiversaciones interesadas de algunos que temen perder prebendas" y dar a conocer en su totalidad el citado texto. Y en todo el documento, que obra en poder de este diario, y que consta de cuatro folios, no hay una sola mención a este presunto reparto, excepto en relación a los departamentos que corresponden a cada partido político y que son de dominio público.

Precisamente ayer, el presidente del Grupo Parlamentario de Covergència y Unió (CiU), Artur Mas, dando pábulo a los rumores difundidos, calificó de "fraude de cara a la gente" la existencia de este presunto documento secreto suscrito por los partidos integrantes del Gobierno de la Generalitat.

Mas reclamó que "los ciudadanos tienen derecho a saber qué se firmó, especialmente en partidos que hicieron tanta bandera de la transparencia", y criticó la postura de los partidos que forman parte del Gobierno, que defendieron durante la campaña electoral la transparencia en sus actuaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2004