Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Constitucional confirma por unanimidad la ilegalización de Batasuna

El fallo fue anticipado anoche a las partes y la sentencia se conocerá la próxima semana

La Sala Segunda del Tribunal Constitucional anunció anoche la desestimación de los recursos de amparo de Batasuna y Herri Batasuna contra la sentencia de la Sala Especial del Tribunal Supremo que declaró su ilegalización por ser el "complemento político de ETA". Los seis magistrados que han deliberado sobre el recurso respaldaron por unanimidad la sentencia del Supremo al no apreciar la vulneración de derechos fundamentales alegada por la defensa de Batasuna. El tribunal anticipó el fallo anoche y dará a conocer las sentencias la próxima semana.

El fallo fue acordado en la tarde de ayer, después de una última deliberación de la Sala Segunda, que preside Tomás Vives Antón, vicepresidente del tribunal. El Constitucional había anunciado al admitir el recurso que aceleraría su tramitación al máximo posible para no perjudicar los eventuales derechos de Batasuna, pero ha sido la proximidad de los comicios lo que ha contribuido a que el tribunal hiciese un esfuerzo para despejar cuanto antes el horizonte electoral.

La sentencia del Constitucional sobre el recurso de Batasuna, que está redactando el magistrado Vicente Conde Martín de Hijas, será larga y prolija, según fuentes del alto tribunal, y marcará la pauta a la que resolverá el recurso de Herri Batasuna, encomendada al magistrado Pablo Cachón. El fallo ha sido acordado, además de los citados, por los magistrados Eugeni Gay, Elisa Pérez Vera y Guillermo Jiménez. Entre los magistrados no ha habido discrepancias de fondo, y las deliberaciones se han centrado en dar la mayor solidez posible a los argumentos jurídicos.

El fallo anticipado fue notificado ayer al abogado Iñigo Iruin, representante de Batasuna, así como al Ministerio Fiscal y a la Abogacía del Estado, que ejerce la acusación en representación del Gobierno. Tanto la fiscalía como el Ejecutivo habían pedido la ilegalización invocando la nueva Ley de Partidos Políticos.

No condenar atentados

La negativa de Batasuna a condenar los atentados de ETA ha sido una de los argumentos centrales para la desestimación del recurso. En un tema tan grave como el terrorismo, el Constitucional ha valorado que un partido que interviene en la vida política no puede andarse con medias tintas, ni dejar de posicionarse en contra de la violencia, condenándola en vez de limitarse a lamentar sus resultados.

En cuanto a la prueba esgrimida por el abogado Iruin, el Constitucional da validez a los informes de la Guardia Civil, por cuanto a su carácter "pericial" se añaden otras muchas pruebas que configuran un criterio sobre las actividades de Batasuna. El alto tribunal tampoco tiene en cuenta el argumento de que los medios de comunicación "tergiversan" los mensajes de Batasuna, ya que un partido tiene que contribuir a la formación de la opinión pública y es responsabilidad suya la relación con los medios.

El Constitucional rechaza asimismo las tachas de parcialidad del presidente del Consejo del Poder Judicial y del Supremo, Francisco Hernando, por manifestarse a favor de la Ley de Partidos. El tribunal explica que opinar sobre una ley no invalida a quien lo hace para aplicarla después.

El 27 de marzo, la Sala Especial del Supremo acordó, por unanimidad, la ilegalización de HB-EH-Batasuna al considerar a los tres partidos el "complemento político de ETA". El Supremo consideró "proporcional" la disolución teniendo en cuenta que ETA ha matado a cerca de "mil hombres, mujeres y niños". En julio, el Constitucional admitió a trámite el recurso, pero rechazó dejar en suspenso la ilegalización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2004