El Ayuntamiento de Hernani abre otro expediente a una química tras un accidente

El Ayuntamiento hernaniarra abrirá un nuevo expediente a la empresa Electroquímica de Hernani tras el escape accidental de ácido clorhídrico que ayer causó quemaduras a un operario.

Las alarmas de emergencia se encendieron ayer otra vez en la empresa Electroquímica de Hernani, sometida desde hace un mes a una inspección del Departamento de Medio Ambiente. Pasadas las cuatro de la madrugada, el operario M.A.A.M., de 37 años, se encontraba realizando su turno de control en el almacén de la fábrica cuando, de manera fortuita, golpeó con el pie la tubería de salida de un depósito que contenía 40.000 litros de ácido clorhídrico al 33% de disolución. El golpe rompió el tubo, de PVC, y se produjo un escape del ácido, que cayó en la cubeta de seguridad que rodea el depósito.

Al tratar de tapar la fuga, el trabajador sufrió quemaduras "leves" en los pies, los brazos y la cara, pese a ir cubierto con guantes y gafas, según explicó el responsable de seguridad de la planta. El herido fue trasladado por SOS Deiak al centro sanitario Pakea, en San Sebastián, donde permanece en observación y en situación estable.

Nube tóxica

El vertido de ácido clorhídrico fue finalmente neutralizado con sosa cáustica y agua, pero al entrar en contacto con la atmósfera generó una pequeña nube tóxica que no llegó a salir de las instalaciones de la fábrica, según afirmó el responsable de seguridad. Hacia las seis y media de la mañana, personal de la empresa reparó la válvula rota y trasladó el producto contenido en el depósito a un camión cisterna.

Alertados por los responsables de la factoría, técnicos de los servicios de Atención de Emergencias y de Salud Pública del Gobierno y del Ayuntamiento de Hernani, así como miembros de los Bomberos y de la Ertzaintza se trasladaron al lugar y montaron un dispositivo de seguridad en torno a la empresa y el polígono Lastaola, donde se encuentra ubicada. Una vez que los técnicos comprobaron que la nube tóxica era mínima se dio por concluida la operación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El responsable de seguridad de Electroquímica de Hernani calificó el incidente de hecho "fortuito" causado por un "fallo humano" y lo desvinculó de las fugas de gas, que contenía cloro, que se produjeron en la planta en septiembre y octubre de 2003 durante sendas paradas técnicas de sus instalaciones.

Por cada uno de estos escapes, el Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana abrió a la factoria un expediente informativo, todavía pendiente de resolución, si bien la empresa asegura que ya ha realizado una serie de mejoras en sus instalaciones. Con anterioridad, la fábrica había sido sancionada con una multa por daños medioambientales.

Medio Ambiente mantiene inspecciones desde hace un mes en la factoría, dentro de su nuevo Plan de Inspección Medioambiental, que será presentado públicamente hoy. En función de los resultados que obtenga el Ejecutivo autonómico en la empresa hernaniarra, podría imponerle medidas correctoras o sanciones si incumpliera la normativa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS