Una petroquímica francesa cierra tras producirse un brote de legionela

Agencias

Un complejo petroquímico al norte de Francia cerró ayer sus puertas después de que un brote de legionela en las cercanías provocara la muerte a siete personas e infectara a otras 57, según fuentes locales. Las autoridades de la zona ordenaron a la fábrica Noroxo el pasado viernes el cierre temporal de sus instalaciones para su limpieza y desinfección después de que ciertas pruebas mostrasen que algunas de las víctimas se habían contagiado por la misma bacteria encontrada en el sistema de refrigeración de la planta petroquímica.

Ayer, las autoridades locales informaron de dos nuevos casos, lo que elevó a 57 el número de personas infectadas y a siete el de víctimas mortales. La enfermedad -una variante de neumonía causada por una bacteria en el agua- estalló por primera vez en el norte de Francia el pasado mes de noviembre, lo que llevó a las autoridades a cerrar la fábrica durante tres semanas en diciembre. Tras ese periodo y una limpieza exhaustiva, la planta reabrió sus puertas. Ahora se teme que haya habido un nuevo brote, lo que ha desencadenado su segundo cierre.

Noroxo ha manifestado que incluso aunque la misma bacteria se haya encontrado en sus instalaciones, ello no implica necesariamente que allí se encuentre la fuente de la enfermedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de enero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50