OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Enseñanza de idiomas

De acuerdo con un borrador de lo que podría ser una adaptación catalana de la Ley de Calidad y, con vistas al próximo curso escolar, se dice que el aprendizaje optativo de la segunda lengua extranjera, habitualmente el francés o el alemán, en primero y segundo de la ESO se iniciará con dos horas semanales, en tercero y cuarto se ampliará a tres, mientras que en primero de Bachillerato vuelven a ser dos horas por semana. Si eso es así, se resolvería el problema de la continuidad en el aprendizaje de las lenguas extranjeras. No obstante, todavía estarían muy lejos de los 45 minutos diarios, o prácticamente diarios, que se dan de lengua extranjera en otros países -por ejemplo, en Alemania-, especialmente durante los primeros años de aprendizaje, sea la primera, la segunda o incluso la tercera.

¿Llegaremos a eso algún día?Sorprendentemente, el borrador indica que en segundo de bachillerato, el alumnado ya no podrá cursar la optativa de segundo idioma. Es decir, que la continuidad conseguida desde el primero de ESO desaparece y, si es así, ¿qué posibilidad tienen los alumnos que quieran estudiar carreras universitarias como las filologías, traducción e interpretación o determinados ciclos formativos (comercio, turismo, etcétera), donde se piden dos lenguas extranjeras? El hecho de que los alumnos se queden un año sin segundo idioma puede ser decisivo a la hora de decidirse a seguir un determinado tipo de estudio posterior.

¿Por qué no se habla de todo eso en la versión catalana de la Ley de Calidad que tendremos en septiembre de 2004?

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de enero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50