La policía investiga el asalto a Naranjax y el PSPV pide al PP que aclare el caso

La Policía Judicial investiga el supuesto asalto cometido la pasada Nochebuena a la fábrica Naranjax de Artana (Castellón), propiedad del empresario Vicente Vilar, en el que al parecer los ladrones no habrían hecho más que "revolver documentos", según confirmaron fuentes de la Guardia Civil. Vilar vinculó la semana pasada al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, con la venta de productos fitosanitarios sin garantías, y presentó dos querellas contra él en las que le acusa de los delitos de estafa, apropiación indebida, delitos contra la propiedad intelectual y delitos contra la salud pública.

Al parecer, el asalto a las oficinas de Naranjax se llevó a cabo la noche del pasado miércoles, pero no se tuvo conocimiento de él hasta el viernes, cuando los trabajadores hallaron claros indicios del delito y posteriormente Vilar presentó una denuncia por este hecho ante el cuartel de la Guardia Civil de Artana. Según las mismas fuentes, las primeras investigaciones apuntan a que los asaltantes no sustrajeron nada de valor de las oficinas, aunque revolvieron y desordenaron numerosa documentación, cuya naturaleza no ha sido especificada.

"Mafia tipo Sicilia"

En relación con este suceso, el portavoz adjunto del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Antoni Such, declaró ayer que la Comunidad Valenciana "se parece cada vez más a un lugar dominado por la mafia, tipo Sicilia". Such reclamó al Partido Popular "que se tome este asunto de forma más responsable y obligue a Fabra a que conteste a todas las acusaciones y denuncias que hay contra él". Asimismo, instó a las autoridades policiales a que aceleren la investigación sobre el asalto a la fábrica de Vilar por si este hecho pudiera estar relacionado con la desaparición forzada de pruebas que estuvieran relacionadas con las denuncias contra Fabra. "Habrá que saber, lo más rápido posible, quién ha entrado en esas oficinas y, sobre todo, qué iban buscando", añadió el diputado socialista, quien adelantó que el próximo lunes su partido "pasará a la ofensiva" en este asunto "porque aquí nadie explica nada ante unas imputaciones tan graves".

El responsable socialista incidió en que el PP, y especialmente Camps, "se tome este asunto de forma más responsable y obligue a Fabra a explicar cuántos millones ha cobrado por mediar en influencias políticas y por informes inexistentes". Sin embargo, lamentó, el Partido Popular "da la callada por respuesta y, mientras, la lucha interna Zaplana-Camps continúa en su máximo apogeo". Esta "batalla", dijo Such al respecto, "ha tomado la máxima virulencia en la provincia de Castellón, siendo Fabra el elemento crucial". "Ellos son los que están gobernando y los que deberían dejar limpia la imagen de los políticos y de los gobernantes", dijo Such en referencia al PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS