Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco personas mueren al estrellarse en Francia un avión militar de fabricación española

Un avión de transporte militar francés se estrelló ayer en los Pirineos, muy cerca de la frontera de Andorra, mientras efectuaba un ejercicio de lanzamiento de paracaidistas. El balance de víctimas del accidente, a primera hora de la noche de ayer, era de cinco personas muertas y dos desaparecidas. El mal estado en el que se encontraron los cadáveres hizo pensar que los muertos se elevaban a seis. Un análisis más profundo reveló después que el número de víctimas era cinco.

El aparato, un modelo CASA 235, de fabricación española, había despegado de la base militar de Toulouse, situada a un centenar de kilómetros del lugar del drama, que ocurrió a las 10.30 de la mañana después de que, tras una primera pasada, el avión hubiera permitido saltar a nueve soldados. A continuación, sin que haya de momento otra explicación que la de un testigo presencial que habla de "una caída repentina, como si el avión hubiera encontrado un bache de aire", el CASA 235 se estrelló contra el pico de Piolou, de 2.166 metros de altitud, que cierra por el norte el estrecho valle de Vicdessos que, por el sur, ya encuentra la vertiente de los picos que cierran el acceso a Andorra. La principal población vecina es el centro turístico de Ax-les-Thermes, de 1.400 habitantes.

Un helicóptero fue enviado de inmediato para intentar prestar ayuda a los posibles supervivientes, al tiempo que tratará de recuperar los cuerpos de las víctimas. La zona del accidente, una región escarpada y montañosa, complicó ayer el trabajo de los equipos de rescate, que se interrumpió con la llegada de la noche. Las tareas serán retomadas hoy cuando los equipos de rescate intenten levantar los restos del avión para comprobar si se encuentran allí los dos desaparecidos.

El presidente francés, Jacques Chirac, mostró "toda su compasión" a los familiares de las víctimas y recordó "las duras exigencias del oficio de las armas y los riesgos de su cumplimiento". El accidente es el más grave que han sufrido las Fuerzas Armadas francesas en los últimos 10 años.

El CASA 235 es un bimotor a hélice que puede transportar hasta 40 personas y que ha sido utilizado por numerosos ejércitos por su fiabilidad, fácil manejo, mantenimiento sencillo y precio y consumo moderado. El Ejército del Aire francés dispone de 20 aparatos idénticos al accidentado. El avión suele ser utilizado para el transporte táctico y puede llevar a bordo hasta un máximo de 40 pasajeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de diciembre de 2003