El movimiento contra la Intolerancia alerta del aumento de violencia neonazi

El presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, alertó ayer de "una mayor presencia y un incremento" de grupos neonazis y skin en la Comunidad Valenciana y aseguró que estos grupos "en modo alguno están formados por gente marginal". Ese crecimiento de grupos neonazis, con mayor presencia en Madrid, Cataluña y Andalucía, se da sobre todo en el área metropolitana de Valencia aunque también existen en otras ciudades. Para Ibarra, que presentó su libro Los Crímenes del Odio, las víctimas de estos grupos, que en España están en unos 3.000 al año, son "gente que es diferente", sobre todo inmigrantes, indigentes y transexuales.

Afirmó que los crímenes cometidos en España contra indigentes "son de un nivel de crueldad tremenda" y dijo que muchas agresiones no se conocen ya que no se denuncian. "Las denuncias no es siempre el parámetro", dijo Ibarra, quien añadió que además en las comisarias "no se especifica esa tipología de crimen de odio". Ibarra destacó que algunas muestras públicas de racismo como conciertos y manifestaciones son consentidas en España porque a su juicio "hay una debilidad legal" por lo que dijo "que hay que poner a punto nuestras leyes y endurecer la legalidad" para que esto no ocurra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de diciembre de 2003.