Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DE BRUSELAS | El debate de la Constitución

La UE aprueba planes de impulso económico por 220.000 millones

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Quince dieron ayer el visto bueno final a la Acción Europea para el Crecimiento, un conjunto de 30 grandes proyectos, valorado en 220.000 millones de euros, para catalizar la recuperación económica europea y mejorar la competitividad. La iniciativa comprende un programa de puesta en práctica inmediata de 56 subplanes considerados maduros y presupuestados en 62.000 millones, entre los que se encuentran todos los que benefician directamente a España y que deben concluir en 2010.

Silvio Berlusconi presentó la Acción para el Crecimiento, cuyo horizonte global es 2020, como una respuesta política de los Gobiernos, ya que la aparición del euro les priva de instrumentos clásicos de estimulación económica como la palanca monetaria, el aumento del déficit o las devaluaciones. En este marco, "la reactivación económica debe venir de la mano de inversiones en bienes materiales como infraestructuras e inmateriales como investigación, nuevas tecnologías y capital humano", dijo el presidente de turno de la UE.

El Consejo Europeo expresó su respaldo a los proyectos de la iniciativa y subrayó su favorable acogida a los de puesta en práctica inmediata, por un importe de 62.000 millones de euros. Dentro de este grupo de vía rápida y otros que también van a concluir antes de 2010 se encuentran cinco de transporte con implicación directa en España.

Alta velocidad

Estos proyectos son el eje ferroviario de alta velocidad del suroeste, que incluye los AVE de Lisboa/Oporto-Madrid (el único que llega a 2011), Madrid-Barcelona-Figueras-Perpiñán y Madrid-Hendaya, con la Y vasca; el eje multimodal (ferrocarril y autopistas) Portugal/España-resto de Europa, con las líneas férreas A Coruña-Lisboa-Sines y Lisboa-Valladolid más las autopistas Lisboa-Valladolid, A Coruña-Lisboa y Sevilla-Lisboa; el eje ferroviario de mercancías Sines-Madrid-París; el proyecto de interoperabilidad de la red de alta velocidad ferroviaria de la península Ibérica y las llamadas Autopistas del Mar, que suponen la inclusión de Baleares y Canarias en las redes transeuropeas.

La declaración considera que la movilización de recursos privados será la piedra angular de la Acción para el Crecimiento. Un estudio previo de la Comisión estimó que para que el plan rápido (2010) salga adelante debería contar con un 40% de financiación privada. Los Estados, además de completar la Acción para el Crecimiento con programas nacionales, deben eliminar los obstáculos técnicos, jurídicos y administrativos, sobre todo en las conexiones transfronterizas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2003