La Cámara de Comercio de Almería advierte una "burbuja inmobiliaria"

El jefe del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Almería, Nicolás Uclés, advirtió ayer de que en la provincia de Almería hay burbuja inmobiliaria, que seguirá habiendo demanda de vivienda y que la oferta seguirá creciendo. Uclés confió en "el endurecimiento de los créditos y en el incremento del euribor para contenerla o suavizar la situación". La coyuntura inmobiliaria se refleja en las conclusiones del Informe Económico de la Provincia de Almería del año 2002, presentado ayer en la Cámara de Comercio almeriense.

Según el Informe, el precio de la vivienda subía en 2002 en la provincia un 20%, lo que convertía al sector de la Construcción, por segundo año consecutivo, en el sector más dinámico de Almería, también por la generación de empleo.

Tanto para la Agricultura como para la Industria, 2002 fue un buen año en la provincia de Almería, según la Cámara, aunque se registró una menor aceleración de la actividad económica, especialmente en el Levante y, en concreto, en el Bajo Almanzora y el Alto Almanzora.

El sector del mármol "tuvo un excelente comportamiento" y logró un mayor valor de sus productos sin aumentar la producción. La agricultura, si bien mantiene un resultado positivo, registró pérdidas de valor en la producción, que aumentó. Las cifras más negativas se correspondieron con sectores como el pesquero, el ganadero y los servicios.

El empleo sigue siendo uno de los puntos fuertes de la provincia de Almería, con una tasa de actividad que sigue subiendo y unos índices de paro que, según la EPA, se sitúan en el 9,71%.

Por el contrario, los salarios ocasionaron una "muy ligera pérdida del poder adquisitivo" al tratarse 2002 de un año inflacionista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En lo que se refiere a la creación de empresas, nacieron unas 5.000, aunque también se registraron más de 3.300 ceses empresariales.

Los retos para la provincia de Almería según la Cámara pasan por un ajuste del sector agrario a las nuevas condiciones del mercado, una ordenación del territorio y la diversificación del mercado inmobiliario.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS