APERTURA DE LA VII LEGISLATURA CATALANA

Carod se reúne con Artur Mas, pero crece el desánimo en CiU

El líder de Esquerra Republicana (ERC), Josep Lluís Carod, y el candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, se entrevistaron ayer durante 45 minutos, antes de la constitución del Parlamento. Fue su primer encuentro tras las elecciones del 16 de noviembre y el último de los contactos de Carod, que ya se había entrevistado antes con el socialista Pasqual Maragall, el ecosocialista Joan Saura y en dos ocasiones con el presidente de CiU, Jordi Pujol.

Fuentes nacionalistas informaron de que el encuentro había ido "bien", pero no se abordaron los asuntos clave de la negociación que Esquerra mantiene con el PSC y CiU para formar gobierno. El desánimo crece en las filas de Convergència cada día que pasa y el encuentro de ayer no modificó la tendencia: tras la constitución del Parlamento muchos diputados de CiU expresaron en los pasillos su convencimiento de que Esquerra se inclina por impulsar un gobierno de la izquierda plural.

Más información

Un histórico convergente próximo a Jordi Pujol que ayer asistió como invitado a la sesión constitutiva de la Cámara cifraba en un 99% las posibilidades de que CiU tenga que abandonar el gobierno como consecuencia de un pacto de izquierdas. Y un destacado dirigente de la ejecutiva de Convergència le reprochó ostensiblemente a uno de los negociadores de Esquerra que no le devolvía las llamadas y le espetó, con evidente malestar: "¿Qué, ya habéis tomado la decisión, no?".

Los negociadores de Esquerra mantendrán este fin de semana nuevas reuniones de trabajo, previsiblemente tanto con el PSC como con CiU. El senador y diputado autonómico Carles Bonet se incorporará al equipo negociador de Esquerra. La ejecutiva del partido del próximo martes tiene previsto explicitar por qué mayoría opta: si por la catalanista de izquierdas o por la estrictamente nacionalista.El PSC realizó ayer otra reunión negociadora con Iniciativa para ir avanzando en las cuestiones programáticas que aún les separan.

Maragall y Zapatero

El PSC, en cambio, se muestra optimista ante la perspectiva de pacto de izquierdas. El presidente del partido, Pasqual Maragall, almorzó a principios de semana en Madrid con el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, para explicarle la marcha de las negociaciones y éste ha reiterado públicamente que los pactos en Cataluña los decide el PSC y que el objetivo del partido es lograr un gobierno de izquierdas presidido por Maragall.

El PSOE es optimista, pero extremadamente prudente. Los principales dirigentes nacionalistas han intentado conseguir la complicidad del PSOE -incluida la de Felipe González- para forzar una gran coalición en Cataluña CiU-PSC esgrimiendo como argumento un eventual acuerdo tras las generales. Pero según fuentes de la dirección del PSOE, esos esfuerzos han tenido un "resultado cero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de diciembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50