Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Arzalluz asegura que si hay procesamientos será "una gloria" para el PNV

"Será una gloria más en nuestra historia, que nos ayudará a seguir adelante luchando por la libertad y contra la opresión". Así definió ayer el presidente de la ejecutiva del PNV, Xabier Arzalluz, la posibilidad de un procesamiento y condena del presidente de la Cámara vasca, Juan María Atutxa. Arzalluz realizó esta valoración tras dejar dentro del Palacio de Justicia, a las diez de la mañana, a los tres miembros de la Mesa de la Cámara imputados.

El líder del PNV asumió el papel dirigente y de maestro de ceremonias durante la concentración que durante todo el día tuvo lugar a las puertas de los juzgados bilbaínos mientras Atutxa, Knörr y Bilbao declaraban. Arzalluz les recibió y les acompañó al interior del vestíbulo. También fue él quien hacia las tres de la tarde previno a los fotógrafos y cámaras de la inminente salida de los imputados para dirigir unas palabras a los concentrados. Arzalluz personalmente los esperó, en la misma puerta, y escrutando a través de los cristales, permaneció junto a los tres representantes institucionales, hasta el momento en que Atutxa agradeció el apoyo a todos los presentes -"nos sentimos plenamente respaldados por vosotros y por la mayoría de este pueblo", dijo- y les pidió que regresaran a sus "quehaceres" o "a casa".

Fue también Arzalluz quien desde las escalinatas del Palacio de Justicia elevó su paraguas para iniciar el canto, por segunda vez en el día, del Eusko Gudariak (Himno del soldado vasco) y quien gritó el ritual "Gora Euskadi Askatuta" al que los concentrados respondieron con un cerrado "Gora". Fue una muestra, a escala, de lo que puede ser la movilización nacionalista ante el eventual procesamiento de Atutxa o del lehendakari. "La alarma social es grande", dijo Arzalluz, "pero si a nuestra gente le dicen que el lehendakari o Atutxa van a la cárcel, va a ser algo más que alarma social".

Como en Guadalajara

La dirección en pleno del PNV, los grupos parlamentarios y hasta autoridades institucionales como el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, pasaron toda la jornada en la concentración de apoyo y despachaban sus asuntos por el teléfono móvil. Otros, como el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, o la consejera de Educación, Anjeles Iztueta, acudieron en algún momento del día.

El delegado del Gobierno, Enrique Villar, comparó la concentración con las realizadas por cargos y dirigentes socialistas ante la cárcel de Guadalajara en 1998, acompañando en su ingreso en prisión por el caso GAL a Rafael Vera y José Barrionuevo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2003