Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matas cierra la única emisora de radio en catalán de Baleares

El Gobierno del PP en las islas lanzará una televisión pública

El Gobierno de Baleares, que preside Jaume Matas, del PP, ha cerrado Som Ràdio, la única emisora en catalán que cubre todo el archipiélago. La estación, pública y no comercial, fue creada en 2000 por el Ejecutivo anterior para promocionar la lengua propia entre la juventud y la producción musical autóctona. En los estudios de audiencia la emisora, que compatibilizaba la música con noticias y entrevistas, alcanzó 20.000 oyentes.

La decisión del cierre se justifica en que la emisora es "ilegal y no legalizable" por no disponer de frecuencias asignadas por el Estado y haber surgido sin un núcleo corporativo de gestión y control. El consejero de Cultura, Francesc Fiol, al anunciar en el Parlamento balear la clausura, indicó que se ahorrán 150.000 euros anuales. En Som Ràdio trabajan diez periodistas y locutores, que serán despedidos.

El PP mantiene la programación de Ràdio Jove, cuya emisión fue concertada por una ex consejera de IU, Nanda Caro, con Radio Balear. Esta marca define una cadena insular de la ex cadena Rato, propiedad de Muinmo, antes Manita, una compañía familiar del vicepresidente económico del Gobierno, Rodrigo Rato, y sus hermanos.

Colectivos culturales, políticos y sindicales de las Baleares han lanzado una campaña de denuncia pública y en la Red por el cierre la Som Ràdio y, también, en solidaridad con la plantilla. La Obra Cultural Balear (OCB) afirma que Matas, con este cierre y sus proyectos para propiciar el bilingüismo con la creación de nuevos medios oficiales, amenaza la protección de la lengua propia minoritaria. Matas denunció que el PSOE y sus aliados en el anterior Gobierno usaron el catalán como "instrumento opresor de las libertades y de mecanismo de discriminación".

OCB sospecha que el PP pretende obstaculizar la recepción en las islas desde hace dos décadas de las televisiones catalanas -TV-3 y Canal 33-, mediante la reasignación de frecuencias. Estos canales autonómicos, más los valencianos Canal 9 y Punt 2, emiten en las Baleares de manera alegal y tolerada.

Tras cerrar Som Ràdio, Matas firmó el patrocinio de programas a TVE y Radio Nacional por 1,5 millones en 2004 y la cesión al ente público de un solar de 6.000 metros cuadrados para levantar su nueva sede.

Otra de sus decisiones ha sido la compra por seis millones de la sede e instalaciones de la televisión local (también irregular) que creó en 2003 el PSOE en Calvià y que gestiona aún la productora Lavinia. El PP anula y reconvierte el proyecto de comunicación de los socialistas derrotados en la estratégica segunda localidad de Mallorca.

El presidente balear reiteró la semana pasada sus "prisas" para lanzar en 2005 su televisión autonómica y bilingüe. En la ley de acompañamiento de 2004 el PP ha cambiado la ley de la Radiotelevisión balear de 1985. El consejo asesor de Baleares de RTVE, de manera provisional, actuará de consejo de administración.

El coste del futuro canal balear es de 3,8 millones. Se articulará sobre alianzas con emisoras locales alegales y productoras locales. El ex jefe de prensa de Matas en el Gobierno y en el Ministerio de Medio Ambiente, Javier Mato, se ha incorporado ya a una de las empresas que esperan participar en la operación, Canal 4, controlada por el promotor inmobiliario Jacinto Farrús.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 2003