Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG se inclina por forzar el cese hoy de Pérez Mariño como alcalde de Vigo

Ventura Pérez Mariño parecía anoche tener las horas contadas como alcalde de Vigo. Salvo un giro imprevisto en el último momento, los concejales del Bloque Nacionalista Galego (BNG) votarán hoy contra la moción de confianza a la que se someterá el ex juez de la Audiencia Nacional que encabezó como independiente la lista del PSOE en las elecciones del 25 de mayo en Vigo. La dirección del BNG ratificó ayer su propósito de retirar la confianza a Pérez Mariño, que cesaría hoy mismo como alcalde.

De ser así, en diez días tendría que convocarse un pleno para elegir un nuevo regidor, que, de no mediar un acuerdo entre nacionalistas y socialistas, sería Corina Porro (PP), la edil más votada en las últimas elecciones municipales.

La irritación de los nacionalistas contra Pérez Mariño siguió creciendo ayer después de que el alcalde se ausentase de la ciudad por motivos personales en vísperas del pleno que decidirá su continuidad en el cargo, convocado para las 13.00 de hoy. "¿Cómo nos puede solicitar una confianza que no se molesta en buscar?", se preguntó el líder del BNG en Vigo, Lois Pérez Castrillo. La portavoz del grupo municipal socialista, María Xosé Porteiro, justificó la ausencia del alcalde en las últimas tentativas negociadoras precisamente por ser "la persona de la que se pide la cabeza". Porteiro, que se reunió ayer por la mañana con Pérez Castrillo, se encontraba a última hora "esperando a que vuelva a llamar". "Pero no he visto por su parte la menor intención de cambiar de posición", confió, desalentada, la portavoz socialista.

Los nacionalistas reclamaban la dimisión de Pérez Mariño desde hace mes y medio, cuando expulsó del gobierno local a los ediles del BNG.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003