Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA CONTRA EL 'PLAN IBARRETXE'

Michavila plantea la nueva reforma tres días después de la última

La nueva reforma del Código Penal, que introduce nuevos tipos delictivos específicamente dirigidos a criminalizar el plan Ibarretxe y las subvenciones al grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak -la antigua Batasuna-, se plantea apenas tres días después de que el BOE publicase la modificación de un tercio del articulado del "Código Penal de la Democracia", hoy rebautizado "Código Penal de la Seguridad".

Las modificaciones del Código Penal se han convertido en el instrumento favorito de la política del ministro de Justicia, José María Michavila, que en lo que va de año ya ha utilizado el BOE para reformar 204 artículos mediante tres leyes orgánicas diferentes. Con los tres más que proyecta incorporar para criminalizar el plan Ibarretxe y las subvenciones Atutxa, totalizarán 207, alrededor de un tercio de los 639 originales.

La primera de las reformas de Michavila, para el cumplimiento íntegro de las penas,

se publicó en el BOE el pasado 30 de junio, modificó cinco artículos del Código y, en lo sustancial, elevó a 40 años el límite de cumplimiento para delitos terroristas.

El 29 de septiembre se reformaron otros 13 artículos del Código Penal, agravando las penas por reincidencia en los delitos de delincuencia callejera; se tipificaron como delitos las faltas de lesiones cuando se cometen en el ámbito doméstico y se decretó la expulsión de los extanjeros que cometan delitos castigados con penas inferiores a seis años de prisión.

El pasado día 25, el BOE publicó la gran reforma de 186 artículos del Código Penal que modifica desde la estructura y régimen de las penas hasta el robo de teléfonos móviles.

Técnica "inaceptable"

La reforma antiplan Ibarretxe se colgará de un proyecto de ley orgánica complementaria de la ley de Arbitraje, actualmente en el Senado, en una operación similar a la aprobación, el pasado día 7, de la Ley de

Enjuicimiento Criminal en materia de prisión provisional, que había embarrancado en el Congreso por falta de diputados que la votasen y que fue asimismo colgada, en forma de disposición final, de la reforma de los 186 artículos del Código Penal.

Esta técnica legislativa fue considerada "inaceptable" por los portavoces de Justicia del PSOE Juan Fernando López Aguilar y Javier Barrero, además de una "degradación de los principios más elementales" de la democracia parlamentaria. "Es una reforma desleal e indigna, por cuanto impide todo debate previo en una materia tan importante como la introducción de nuevos tipos y penas en el Código".

López Aguilar y Barrero negaron ayer que Michavila les hubiera consultado previamente y calificaron la reforma de "acto propagandístico a la búsqueda de espacio en el telediario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003