Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición de fotografías y montajes de Rodchenko muestra el traslado de la revolución al ámbito de la mirada

El fotógrafo y pintor ruso Alexander Rodchenko (San Petersburgo, 1891-Moscú, 1956) fue un artista de ideología revolucionaria, una figura de la vanguardia rusa que combinó materiales y medios, como el fotomontaje, el collage, el cine y el diseño gráfico, para crear un lenguaje visual radicalmente nuevo en el comienzo del siglo XX. Una exposición de sus fotografías, fotomontajes y cine, inaugurada ayer en el Aula de Cultura de la BBK (Elcano, 20), en Bilbao, resume el intentó de Rodchenko de llevar "la revolución al ámbito de la mirada".

Las fotografías seleccionadas para la exposición descubren los inusuales puntos de vista elegidos por Rodchenko para mostrar el mundo, con los que rompía la tradición occidental de la mirada horizontal hacia el objeto situado frente al observador. Su revolución visual fue hecha con fuertes picados y contrapicados, que frecuentemente creaban composiciones en diagonal.

Rodchenko recibió una formación artística clásica y sobre esta base emprendió una experimentación que le llevó a establecer unas relaciones sin precedentes entres las artes tradicionales, según destaca el comisario de la exposición, Steve Yates, conservador de Fotografía del Museo de Bellas Artes de Santa Fe. Hasta cumplidos los 34 años, sin embargo, no comenzó a utilizar la cámará fotográfica.

Las fotografías tomadas en París en 1925 marcaron el inicio de su estilo personal. La exposición muestra sus trabajos en el campo del diseño gráfico y el retrato, que le señalan como un pionero en el uso de la fotografía como poderoso medio de comunicación visual en la publicidad y el diseño de libros, y también destaca su interés por los procesos de impresión y el trabajo con las imágenes en el laboratorio.

Yates subraya que las innovaciones fotográficas de Rodchenko "siguen siendo un paradigma" en el arte contemporáneo que ha abandonado el negativo y el cuarto oscuro. "Las diversas contibuciones de Alexander Rodchenko han ayudado a sentar las bases de las tecnologías digitales del siglo XXI en el arte fotográfico postmoderno", dice el comisario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 2003