Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Contra la "falsificación" de la historia

Chaves presenta en Sevilla 'Memoria recuperada', el libro de María Antonia Iglesias sobre los gobiernos socialistas

"Este libro está hecho con mucha piel, con las tripas, porque nace de la náusea que me provocó ver cómo el PP hacía un ejercicio obsceno de falsificación de la historia". La periodista María Antonia Iglesias corrigió con esta aseveración tan directa al presidente de la Junta, Manuel Chaves, quien para presentar ayer en Sevilla su libro La memoria recuperada se había referido al texto como una obra "aséptica" y hecha "desde la distancia". En el libro -editado por Aguilar y con el subtítulo de Lo que nunca han contado Felipe González y los dirigentes socialistas- los personajes más relevante del PSOE entre 1982 y 1996 se autorretratan con una franqueza muy inusual en política.

"Te lo agradezco, pero no es verdad", replicó la autora a Chaves, "lo he escrito con las tripas, y también con el corazón; Soy muy vehemente y he disfrutado de la amistad de la mayoría de los dirigentes que salen".

Ante un reducido público en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla, María Antonia Iglesias explicó que, frente al falseamiento de la etapa socialista por la doctrina de José María Aznar, el PSOE había reaccionado con "resignación y aflicción". "Pensé que había que hacer un libro para contar lo que ocurrió y que sería un ejercicio vano recurrir a sociólogos y demás para que fuera aséptico. Sabía que era un riesgo acudir a los protagonistas porque es humano intentar quedar bien, pero me encontré que la mayoría de ellos actuó como había estado en política: con una gran honradez". A lo largo de mil páginas los entrevistados cuentan el porqué de lo que hicieron sin que aparezca la entrevistadora, que elige un segundo plano al borrar sus preguntas e indagaciones.

"María Antonia ha tenido la habilidad de sacarnos de la entrañas, a veces del estómago, y del corazón, lo que vivimos en aquella época", dijo Chaves, uno de los protagonistas, quien se confesó algo ruborizado por esta condición y anticipó que sus palabras serían "prudentes y humildes". El socialista, que fue ministro de Trabajo, agregó que desde algunos foros se ha interpretado el libro como un ajuste de cuenta entre los ministros, mientras muchos de sus compañeros se han preguntado si era necesaria tanta franqueza y sentido autocrítico. A su juicio, Memoria recuperada pone de manifiesto la grandeza de ese periodo, caracterizado por la confluencia de personalidades fuertes, muchas ideas y medidas poderosas que todavía en la España de 2003 tienen efecto y que la "derecha no ha podido desterrar porque están muy arraigadas en la sociedad española". "Somos y éramos seres humanos, con nuestra debilidades, y no escapamos a las ambiciones, pero no sé si por ser socialistas hemos sido sinceros", aseguró. Tan es así, añadió, que él mismo se ha sorprendido de su propia sinceridad: "Al leer mi parte he pensado cómo he sido capaz de contar lo que cuento con tanta claridad, lo cual ha sido también una liberación", confesó.

Para Manuel Chaves, Memoria recuperada es un gran servicio a la sociedad, por lo que declaró su "agradecimiento eterno" a la autora, quien dijo, invalida el "afán depredador de la derecha y su intento de liquidar y ocultar una etapa importante de la historia de España".

El catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo, que acompañó a Chaves en la introducción de la obra, puso el acento en la maestría de Iglesias para ordenar el "inmenso material" y "brillar por su ausencia", hasta ser capaz de hilar un trabajo "imponente" que marca un antes y un después en el retrato de la historia contemporánea española. "El libro reivindica la política, la ideología, los principios y, sobre todo, una generación irrepetible", concluyó María Antonia Iglesias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2003