Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAÍS VASCO | ELECCIONES EN CATALUÑA | Miradas ajenas

Un análisis silencioso y que envidia la falta de crispación

Un empresario, un deportista y un cineasta de renombre declinaron la invitación a analizar las elecciones catalanas para evitar malos entendidos. "No quiero que mis palabras se extrapolen y que la gente intuya lo que pienso sobre lo que pasa aquí. No están las cosas para mojarse ¿verdad?", se preguntó uno de ellos.

El escritor Anjel Lertxundi sí aceptó: "Siento envidia por la tranquilidad con que se plantea el debate en Cataluña. Se habla con naturalidad de todo lo que concierne a España, sin ascos ni eufemismos. Las relaciones políticas son sanas cuando éstos no se utilizan".

El abogado Emiliano López Atxurra, que conoce las dos realidades, cree que Cataluña despierta más preocupación que Euskadi para las fuerzas con una visión centralista. "Son seis millones de personas, y en Euskadi, 2,5. Y tienen una élite muy consolidada con proyección internacional, que aquí no hay".

Enrique Portocarrero, del Círculo de Empresarios, añade: "Las diferencias son claras. La sociedad catalana está más vertebrada y cohesionada, sin el enfrentamiento entre nacionalistas y no nacionalistas. Y es más pragmática: le preocupa la financiación, la vivienda social... Aquí el terrorismo lo oculta todo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de noviembre de 2003