Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN CATALUÑA | Los pequeños también avanzan

Fuerte progreso de ICV-EUiA, que pide a ERC un Gobierno de izquierdas

Noche de euforia en ICV-EUiA. La coalición ha obtenido nueve escaños, sus mejores resultados en ocho años. Pero la victoria de CiU, el fuerte ascenso de ERC y la bajada del PSC pueden configurar un Gobierno del que la formación que lidera Joan Saura podría quedar excluida, si se formara un Gobierno de CiU y ERC. Ante esta eventualidad, el líder de la coalición, Joan Saura, salió anoche a defender un Gobierno de izquierdas a tres bandas entre el PSC, ERC y su grupo. "Los catalanes han votado izquierdas mayoritariamente". "La izquierda sumamos 74 escaños frente a 61 la derecha" [suma de CiU y el PP], dijo Saura ante los militantes congregados en la sede del grupo de Barcelona.

Como la llave de la situación la tiene ERC, Saura pidió a los republicanos que "no repitan el error de l980", cuando dieron apoyo a Jordi Pujol como presidente y, a cambio, obtuvieron la presidencia del Parlament para Heribert Barrera.

Saura dijo que por culpa de ese apoyo "ha habido 23 años de gobierno de CiU". "Hay que dejar a la derecha en el pasado", agregó.

Un Saura eufórico reconoció: "No nos lo esperábamos". "Nuestro mensaje de izquierdas y ecologista ha calado entre la gente". "Nuestro voto útil era necesario para lograr la mayoría de izquierdas". La primera conclusión de los ecosocialistas tras los resultados es que, igual que ocurrió en las pasadas elecciones municipales, ha habido una redistribución de los votos de la izquierda, con menor peso del PSC y con más de ERC e ICV-EUiA.

La coalición logra siete escaños por Barcelona, uno por Girona, otro por Tarragona y el 7,3% de los votos. Hace cuatro años logró cinco escaños, de los que dos fueron fruto de la coalición con los socialistas de Pasqual Maragall en Tarragona y Girona. En 1995 consiguió 11 escaños.

Medido en votos, los ecosocialistas obtienen 240.000 sufragios, frente a los 78.441 de hace cuatro años. El aumento de votos y escaños de ICV-EUiA coincide con un incremento de la participación y confirma lo que dicen los expertos: que la izquierda acostumbra a lograr sus mejores resultados cuando sube la participación. La participación ha sido del 64% frente al 59,2% en las elecciones de hace cuatro años. Los ecosocialistas afirman que sus militantes y simpatizantes se han movilizado estas vez más que en otras elecciones autonómicas.

Saura logra así su objetivo en la campaña: hacer crecer a una coalición que concurrió por separado a las elecciones de 1999. Los primeros datos revelan que ICV-EUiA ha logrado sus mejores resultados en la zona metropolitana de Barcelona. Al tiempo, mantiene sus escaños en las circunscripciones de Tarragona y Girona, aunque esta vez dentro de sus propias listas. Su asignatura pendiente es obtener un diputado en Lleida, donde se ha quedado a apenas 500 votos de lograrlo, según el portavoz del grupo Joan Herrera.

La subida de los ecosocialistas llega tras haber remachado en la campaña electoral pocos pero repetitivos mensajes: más gasto social, más impuestos ecológicos y para los que más ganan, política de vivienda y de ayuda a la infancia y a las personas con menos recursos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de noviembre de 2003