Michavila declarará en el Supremo por la demanda de Bermejo

El fiscal reclama 60.000 euros al ministro por acusarle de boicotear los juicios rápidos

El ministro de Justicia, José María Michavila, tendrá que declarar personalmente ante la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo sobre la acusación que hizo en una rueda de prensa al entonces jefe fiscal de Madrid, Mariano Fernández Bermejo, de "boicotear" los juicios rápidos. Así lo acordó ayer el alto tribunal en la audiencia previa de la demanda de protección del derecho al honor y a la propia imagen presentada por Fernández Bermejo contra el ministro, al que reclama una indemnización de 60.000 euros. Fernández Bermejo también será interrogado ante el Supremo. Según fuentes del tribunal, Michavila tendrá que comparecer personalmente ante la Sala y no podrá acogerse a la prerrogativa de declarar por escrito.

La citación a Michavila es la primera que cursa el Supremo contra un ministro del PP, aunque en el marco de un proceso civil. La decisión fue acordada pese a los evidentes esfuerzos del jefe de la Abogacía del Estado ante el Supremo, Ricardo Miñarro, quien informó ante el tribunal que el ministro de Justicia no se extralimitó en sus afirmaciones.

Miñarro citó jurisprudencia del Tribunal Constitucional en apoyo de sus tesis y significó que las manifestaciones de Michavila se hicieron en una rueda de prensa, a preguntas de los informadores y no el en el curso de una intervención preparada de antemano.

Esta versión fue contradicha por el abogado Nicolás González-Cuéllar, representante del ex fiscal jefe de Madrid, quien insistió en los términos de la demanda por infracción del derecho al honor de Fernández Bermejo y propuso como prueba el interrogatorio del ministro.

A su vez, el Abogado del Estado propuso como prueba "el interrogatorio del demandado", es decir, del fiscal Fernández Bermejo. El fiscal no se opuso a los interrogatorios, aunque los consideró innecesarios.

El tribunal, presidido por Ignacio Sierra, decidió llamar a declarar al ministro y al fiscal. El abogado del Estado intervino de nuevo para oponerse al interrogatorio de Michavila. Alegó que no tendría objeto "distraer al ministro de sus ocupaciones" para que fuese a declarar en persona al Tribunal Supremo en un pleito que está perfectamente "documentado".

Sin embargo, el tribunal mantuvo su decisión pese a que el abogado del Estado presentó verbalmente un recurso de reposición en un último intento de evitar la comparecencia de Michavila. El recurso fue desestimado y Miñarro presentó una protesta.

Juicio en febrero

La vista de la demanda, que incluirá la declaración de Michavila y Fernández Bermejo, será fijada en los próximos días pero no se celebrará previsiblemente hasta el próximo mes de febrero.

En una rueda de prensa convocada el pasado 28 de abril con motivo e de la entrada en funcionamiento de los juicios rápidos, el ministro de Justicia atribuyó al entonces fiscal jefe de Madrid, Mariano Fernández Bermejo, estar "en rebeldía" contra la ley y boicoteando su puesta en funcionamiento.

El ex fiscal jefe de Madrid presentó una demanda contra el ministro por presunta difamación aduciendo que "el insulto no tiene por qué tolerarse, ni siquiera por personas de relevancia pública". La Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal piden la desestimación de la demanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50