_
_
_
_
_

López Viejo afirma tener el "cariño" de la familia del PP

El ex concejal de Limpieza sostiene que las acusaciones contra él son "radicalmente falsas"

Alberto López Viejo, ex concejal madrileño de Limpieza y ahora diputado regional electo por el PP, citó ayer a los medios de comunicación para anunciar que hoy tomará posesión de su escaño y que no ha pensado en dimitir, a pesar del cúmulo de acusaciones contra su gestión municipal lanzadas desde el PSOE y publicadas en diversos medios. López Viejo afirmó que esas acusaciones son "absoluta y radicalmente falsas" y aseguró que su partido -empezando por Esperanza Aguirre- le ha mostrado "todo el apoyo y cariño" que "siempre sabe dar la familia del PP".

El ex concejal repartió un documento escrito por él y los pliegos de condiciones de varios contratos de limpieza urbana para "demostrar" que "todo lo que se ha publicado son infundios y rumores sin prueba alguna", aunque precisó que todavía no ha decidido si demandará a alguien por ello: "Lo importante es poder defenderme ante los medios de comunicación; lo demás lo decidirán mis abogados", aclaró.

Lo que se ha publicado en diversos medios, en resumen, es que López Viejo usó su cargo para presionar a las empresas adjudicatarias del servicio de limpieza, sugerirles que compraran el material en determinadas tiendas -entre ellas, una de su padre- y despilfarrar el dinero público en ampliaciones de contrato y gastos imprevistos. También hizo referencia al hecho de que dirigentes del gobierno municipal, presidido por Alberto Ruiz-Gallardón, hayan calificado sus métodos de trabajo de "irregulares y atípicos" y que el alcalde haya ordenado "poner a cero" las cuentas de esa concejalía devolviendo 900.000 euros a varias empresas que adelantaron dinero para campañas de publicidad.

Esa decisión del regidor es "muy respetable", dijo el ex concejal de Limpieza. "Parece que los nuevos responsables del Ayuntamiento quieren cambiar la forma de gestionar, y están en su derecho. El sistema que yo utilizaba es totalmente legal, y el que ellos quieren adoptar, también. Son compatibles. No es el único cambio que ha introducido Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento, y tampoco el más relevante".

PSOE e IU han pedido reiteradamente que una comisión de investigación en el Ayuntamiento estudie la gestión del ex edil. Éste afirmó ayer que no tiene "inconveniente" en que, "si es necesario", se constituya esa comisión -que el PP ha negado hasta ahora-, pero opinó que el asunto no lo merece porque "no es relevante" y porque nada de lo que se ha dicho "tiene fundamento". Lo que sí aseguró es que no piensa renunciar a su acta de diputado porque tiene "todo el cariño y el apoyo" del PP y de la presidenta regional in péctore, Esperanza Aguirre, una mujer "con un gran corazón".

Las acusaciones contra López Viejo y las respuestas que él dio ayer son las siguientes:

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- Demasiados gastos 'imprevistos'. El PSOE asegura, tras estudiar las cuentas de los últimos cuatro años, que López Viejo infló los pagos a las empresas con la fórmula del "reconocimiento extrajudicial de crédito", esto es, lo que hay que pagar de más (fuera de contrato) a las adjudicatarias del servicio de limpieza cuando se produce un imprevisto. Los socialistas consideran que la limpieza urbana no da para tantos imprevistos, y sospechan que lo que se ha producido es un despilfarro del dinero público o incluso un delito de malversación. López Viejo responde que, según sus datos, los reconocimientos extrajudiciales de crédito sólo supusieron "un 3% del total del presupuesto de cuatro años".

- Compra de material. El diario El Mundo publicó esta semana que López Viejo había presionado a las empresas adjudicatarias para que compraran sólo vehículos de la marca Toyota y en un determinado concesionario, y que la empresa Cepsa había adquirido muebles en una tienda propiedad del padre del ex concejal, Fernando López Paredes. El ahora diputado electo aseguró ayer que nunca ha "presionado ni mediado" en nada. "Eso sería ilegal, y todos los expedientes y pliegos de condiciones de todos los contratos pasan seis filtros en el Ayuntamiento, incluidos el secretario general y el interventor. Decir que yo he hecho eso es acusarme a mí y a esos seis funcionarios de delitos penales. Eso es un rumor que responde al interés de alguien por dañar mi imagen", protestó.

López Viejo admitió que Cepsa compró muebles en la tienda de su padre, pero aseguró que lo hizo por propia iniciativa y que eso no es ilegal: "Son relaciones entre empresas. Yo no le puedo decir a mi padre que cierre porque su hijo es concejal", argumentó.

- Contratos de publicidad. El sistema adoptado por el ex edil, y que ahora quiere eliminar el alcalde, establecía que eran las empresas de limpieza, y no directamente el Ayuntamiento, quienes encargaban y pagaban -con un 2% del dinero del contrato de limpieza- la publicidad, y a veces adelantaban el dinero a cuenta de ejercicios posteriores. Eso ha creado, según fuentes municipales, un "caos" de firmas acreedoras y deudoras que obligará al Ayuntamiento a devolver 900.000 euros. López Viejo replica que ese sistema funcionaba antes de llegar él al Ayuntamiento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_