Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaha Hadid diseña la gran ampliación de Bilbao

La arquitecta anglo-iraquí presentará en ocho meses su proyecto para la península de la Ría

Bilbao tendrá en ocho meses el diseño de su mayor plan de regeneración urbanística, que afectará a más de 57 hectáreas en la misma ría del Nervión. La arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid acudió el lunes a la capital vizcaína para visitar detenidamente el área portuaria de Zorrozaurre y empezar a trabajar en la ordenación de la zona. Hadid, que este año ha recibido el Premio de Arquitectura Contemporánea de la UE, se declaró "impresionada" por la "ambición" en la mejora urbanística de Bilbao, que ha tenido su estandarte en el Museo Guggenheim, de Frank O. Gehry.

Zaha Hadid fue elegida en septiembre por el Ayuntamiento de Bilbao para definir el futuro urbano de Zorrozaurre, una península portuaria que se extiende a lo largo de la Ría, en el límite entre los cascos urbanos de Bilbao y Barakaldo. Se unía así a la lista de arquitectos de primera línea mundial que están participando en la transformación de la capital vizcaína: el británico Norman Foster, con la construcción del metro; el norteamericano Frank O. Gehry, autor del Guggenheim; el japonés Arata Isozaki, que trabaja en otro ambicioso proyecto inmobiliario en un área próxima al museo, o el mexicano Ricardo Legorreta, autor del hotel Sheraton, cuya edificación está a punto de concluir. La arquitectura "es un valor tractor de la ciudad. El metro de Foster ha servido para atraer a más gente", afirman las autoridades bilbaínas en defensa de su política de contratar a profesionales de prestigio para transformar la ciudad.

La arquitecta de origen iraquí, afincada en Londres desde hace 30 años, perfilará la operación urbanística más ambiciosa de la capital, ahora enfrascada en la remodelación de Abandoibarra, la zona donde está el Guggenheim, diseñada por otro profesional de primera línea, el argentino César Pelli. Pero Zorrozaurre tiene 57 hectáreas, 23 más que Abandoibarra. Hadid avanzó que una de sus prioridades será lograr una buena conexión con la ciudad, y calificó el encargo de "un auténtico reto, porque va a haber muchos elementos adyacentes que condicionan el proyecto". La arquitecta, que visitó por vez primera Bilbao hace seis años, antes de la apertura del Guggenheim, valoró positivamente la "colaboración" que ha percibido entre las diferentes instituciones -"esto no es normal en Londres", dijo-, y calificó de "espectacular" la transformación experimentada por la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 2003