Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas

La Facultad de Comunicación de Sevilla estrena una sede que ha costado 19 millones

El edificio, con 2.375 alumnos, cuenta con todos los medios técnicos para realizar prácticas

Los 2.375 estudiantes de Periodismo, Comunicación Audiovisual y Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Sevilla estrenan un edificio de 20.000 metros cuadrados dotado con los mejores medios técnicos para hacer prácticas. La nueva Facultad de Ciencias de la Comunicación, que inauguró ayer el presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha costado 19 millones de euros y tiene capacidad para 3.500 alumnos.

El edificio, proyectado por los arquitectos José Luis Jimeno García y Juan Luis Marín Soto ocupa el solar del sobre el que se levantó el pabellón de Estados Unidos durante la Exposición Universal de 1992, en la isla de La Cartuja. Las obras comenzaron en abril de 2001 y finalizaron el pasado julio.

"Una sociedad democrática no puede vivir sin prensa, ni sin buenos profesionales. Por eso es importante que hagamos lo posible para que los alumnos salgan con una formación basada en la independencia y la autonomía que tienen que tener los profesionales de la comunicación. Autonomía, no sólo con respecto a los partidos políticos, sino también a los grupos de presión y los grupos económicos", dijo ayer Manuel Chaves, durante un recorrido por las dependencias de la nueva facultad.

Tanto Chaves, como el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín -quien también realizó la visita- fueron entrevistados para un programa de radio, Aula Abierta, y un periódico, El Grito, que elaboran los alumnos de la Facultad de Comunicación.

El nuevo edificio, que sustituye al de la calle Gonzalo Bilbao abierto desde que se creó la licenciatura en 1989, cuenta con todos los medios técnicos necesarios para que los alumnos realicen prácticas en prensa, radio, televisión y cine. Tres platós de televisión, almacén de medios audiovisuales, una biblioteca de 3.116 metros cuadrados, estudios de radio, aulas de edición de vídeo digital, de grafismo, estudio de fotografía y laboratorio fotográfico, entre otras dependencias. Para el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Florencio, el nuevo edificio la Facultad de Comunicación "alcanza unos niveles de calidad similares a los de cualquiera de este país". Florencio adelantó también que el problema del transporte público que llega al campus de La Cartuja ya está en vías de solucionarse. "Es cuestión de ajustar la oferta de vehículos a la nueva demanda. Ya he hablado del tema con el alcalde y no existe ningún problema", añadió.

Un sótano de 5.024 metros cuadrados con capacidad para 162 vehículos; un comedor abierto al resto de los universitarios, con 320 plazas y menús por 2,80 euros, y una sala de estudios con 184 plazas, forman parte del nuevo edificio.

A pesar del despliegue de medios técnicos, los alumnos se quejaban, desde las páginas de su periódico El Grito, de que algunas instalaciones como el plató de televisión o la videoteca tardarán meses en estar operativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2003