Zapatero visita América Latina tras aplazar el viaje dos veces

Primero fue la crisis del Prestige, después la guerra de Irak. Ambos acontecimientos, que conmocionaron la vida política, llevaron al líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, a cancelar un viaje previsto a Chile, Uruguay y Argentina. En ambos momentos, el enconamiento entre Gobierno y oposición alcanzó una gran intensidad. Zapatero ha decidido realizar ahora esta gira de una semana, antes de entrar de lleno en la preparación de las elecciones generales de marzo.

La agenda de trabajo de Rodríguez Zapatero en el Cono Sur, a donde viaja acompañado por el responsable de Política Internacional del PSOE, Manuel Marín, se inicia hoy en Santiago de Chile con una ofrenda floral en la tumba del presidente Salvador Allende. El líder del PSOE tiene previstas entrevistas con el presidente de Chile, Ricardo Lagos, en el palacio de La Moneda; con el ministro del Interior, José Manuel Insulza, y con otros varios miembros del Gobierno.

La etapa chilena se prolongará durante tres días. Los partidos socialistas de España y Chile mantienen excelentes relaciones. El PSOE observa con preocupación las elecciones del próximo año en este país, donde la izquierda deberá enfrentarse a una derecha "muy conservadora y con especial presencia del Opus Dei y de los Legionarios de Cristo".

Después, Rodríguez Zapatero visitará la capital de Uruguay, Asunción, donde mantendrá reuniones con los partidos que integran el Frente Amplio. Con el presidente del país, Jorge Batlle, abordará, entre otros asuntos, el estado de las relaciones con España. El secretario general del PSOE se interesará también por las medidas que ha aplicado el país para impedir que busquen cobijo en él sospechoso de pertenecer a ETA.

Buenos Aires

En la tercera etapa, Buenos Aires, el líder del PSOE inaugurará una sede del partido e intervendrá en un acto público dirigido a la numerosa colonia española. También se entrevistará con el presidente del país, Néstor Kirchner, a quien animará a continuar con las reformas. También abordará la creciente demanda de argentinos que desean emigrar a España.

En los peores momentos de la crisis económica de Argentina, Zapatero presentó varias iniciativas parlamentarias para que el Gobierno español prestara apoyo al país y a las empresas españolas allí radicadas. En el PSOE se afirma que en el entorno de Kirchner aún hay cierta amargura porque el "el Gobierno y las empresas españolas apostaron por la candidatura de Carlos Menem frente a Kirchner".

Este será probablemente el último viaje internacional de José Luis Rodríguez Zapatero antes de las elecciones de marzo, aunque no es descartable algún desplazamiento breve a alguna capital europea para una reunión del Partido de los Socialistas Europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50