Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLENO DEL AYUNTAMIENTO

La oposición pide investigar un contrato millonario para conservación de aceras

El PSOE dice que la adjudicación fue "amañada", e IU irá a los tribunales

PSOE e IU van a llevar a la comisión municipal de vigilancia de las contrataciones el contrato aprobado ayer por el pleno -sólo con los votos del PP- que adjudica la conservación y mejora de calles y parques a seis empresas por un importe de 113,5 millones de euros, a pagar durante cuatro años. La oposición asegura que en el proceso de adjudicación se han producido claras "irregularidades" y que una de las empresas ha sido seleccionada a pesar de que "incumplía varios requisitos del contrato". El concejal socialista Pedro Santín llegó a afirmar que la adjudicación "ha sido amañada".

Paz González, concejal de Medio Ambiente -de quien depende la conservación de pavimentos y zonas verdes-, se limitó a responder que el proceso de adjudicación se ha hecho con criterios "técnicos y económicos", rechazó expresamente "entrar en el fondo" de las acusaciones y emplazó a la oposición a esperar a ver qué dictamina la comisión de vigilancia de las contrataciones. "Intentan emborronar un expediente que no tiene ni trampa ni cartón", protestó González.

Sin embargo, el hecho de que la concejal no respondiese a prácticamente ninguna de las preguntas concretas que hicieron los representantes de PSOE e IU terminó de convencer a éstos de que el contrato está "plagado de irregularidades". La portavoz de IU, Inés Sabanés, explicó que Ascan, una de las seis empresas seleccionadas -los 36 millones de metros cuadrados de pavimento y zonas verdes objeto del servicio están divididos en seis zonas- ha obtenido un pedazo del millonario pastel a pesar de que incumplía el pliego de condiciones. "Era requisito imprescindible tener un local de unas determinadas características, un almacén de 8.000 metros, una hormigonera en propiedad y en Madrid... Y Ascan no tiene nada de eso. El gobierno municipal era consciente y aun así le adjudicó el contrato", señaló Sabanés.

La portavoz de IU va a presentar por ello una demanda contencioso-administrativa y, además, llevará el asunto a la comisión de vigilancia de las contrataciones. "Es el primer gran contrato de este gobierno, presidido por Alberto Ruiz-Gallardón, y tenemos más que dudas razonables de su legalidad", subrayó.

El concejal socialista Pedro Santín fue aún más allá y terminó su intervención ante el pleno municipal expresando sin ambages sus sospechas de que "el contrato ha sido amañado"."La adjudicación del contrato de conservación de aceras no se ha hecho ni con transparencia ni con objetividad", comenzó el concejal socialista Pedro Santín, antes de sugerir que el antiguo responsable del departamento de conservación de vías públicas había sido destituido tras elaborar un informe desfavorable al contrato, algo que negó tajantemente Paz González.

También recordó Santín que la empresa Ascan, además de haber sido seleccionada, según él, contra lo establecido en el pliego de condiciones, había recibido la máxima puntuación a su oferta informática a pesar de que, finalmente, "el programa informático elegido fue el de FCC". Es decir, que su puntuación había sido inflada conscientemente y con el único objetivo de que entrase en el grupo de empresas agraciado finalmente con el contrato de 113,5 millones.

Por otra parte, el PP volvió a tumbar con su mayoría absoluta sendas comisiones de investigación solicitadas por la oposición: una sobre la gestión del ex gerente de Campo de las Naciones, Jorge Barbadillo -sometido a dos auditorías por usar presuntamente dinero público para pagar viajes privados, hoteles y zapatos- y otra sobre las supuestas irregularidades cometidas por el ex concejal de Limpieza Alberto López Viejo durante su gestión en el equipo del anterior alcalde, José María Álvarez del Manzano.

"No podemos permitir que se eche tierra sobre este asunto, porque eso lo pagaremos como políticos y como institución", argumentó la socialista Trinidad Jiménez para pedir la investigación municipal sobre el caso Barbadillo. "El señor Barbadillo, al igual que el señor López Viejo, son sus compañeros, y es necesario que usted haga un gesto para distanciarse de determinados comportamientos", dijo Jiménez al alcalde.

Esperar al informe

No le respondió el regidor, sino el portavoz popular, Manuel Cobo, según el cual no convocar una comisión de investigación "no es echar tierra sobre un asunto": "Es obligación legal y tenemos voluntad de llevar al pleno el correspondiente informe de la Intervención General del Ayuntamiento, pero hay que esperar a que esté ese informe", afirmó Cobo.

Después tomaron el relevo la socialista Isabel Vilallonga y la concejal de IU Concha Denche, que reclamaron la apertura de una investigación sobre la gestión de el ex edil Alberto López Viejo, número seis en la candidatura de Esperanza Aguirre.

El PSOE acusa a López Viejo de haber "despilfarrado" el dinero público y de haber duplicado contratos y aprobado un "sobreprecio sistemático" de la limpieza urbana. "Señor alcalde, usted se muestra siempre como un político diferente, rebelde, independiente, pero está teniendo una actitud decepcionante con este asunto", le espetó Vilallonga a Ruiz-Gallardón.

En este punto asumió la defensa del PP la concejal de Medio Ambiente -de quien depende ahora Limpieza-, Paz González, quien recordó a la oposición que las cuentas municipales de 2002 -el texto en el que el PSOE se basa para afirmar que ha habido irregularidades- han sido enviadas (de oficio) al Tribunal de Cuentas. "No quiero escurrir el bulto, sino apaciguar la impaciencia. Dejen actuar a los organismos. Después tomaremos las decisiones que haya que tomar", aseguró González.

Por último, el pleno aprobó por unanimidad, y tras sendos emocionados discursos de los tres grupos, dedicar una calle, parque, centro cultural o "algún espacio público" a Manuel Vázquez Montalbán, el escritor catalán fallecido recientemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de octubre de 2003