EL 'PLAN IBARRETXE'

Otegi se felicita de que se dé la razón a la izquierda 'abertzale'

Los independentistas radicales empujarán a la "ruptura constitucional"

"Nos da la razón 24 años después". Con esa frase saludó el dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi por la derogación del Estatuto de Gernika implícita en el plan Ibarretxe. Otegi propuso a los nacionalistas negociar un pacto para una política de Estado vasco que solucione definitivamente el "conflicto" y adelantó que harán todo lo posible por empujar a la "sedición, la desobediencia y la ruptura constitucional".

Más información
Ibarretxe pone en marcha su plan y afirma que la decisión está en manos de los vascos
Álava recurrirá en el Superior de Justicia el acto de aprobación de la propuesta de Ibarretxe

Acompañado del dirigente navarro Pernando Barrena, Otegi no ocultó ayer su entusiasmo por lo que denominó el comienzo de un "nuevo ciclo" en la política vasca que significa que "la izquierda abertzale tenía razón al considerar que el Estatuto de Gernika ni era la vía ni el camino para solucionar los problemas". Según Otegi, el Pacto de Lizarra ya declaraba "en un papel" que el ciclo estatutario estaba acabado, pero "hoy eso ya se certifica oficialmente, incluso por el Gobierno de las instituciones emanadas de ese Estatuto".

En relación con el proyecto presentado por el lehendakari, Otegi ironizó afirmando que lo único que "puede servir" es su artículo derogatorio. Aunque el preámbulo es bastante bueno, "lo mejor que tiene el plan Ibarretxe es" lo que han copiado a nosotros. No tenemos la patente, pero hay textos literales que están copiados de la izquierda abertzale".

Según Otegi, esta propuesta "no satisface" los intereses del pueblo vasco ni gusta a Batasuna por lo que advirtió a continuación al PNV de que evite cometer "el mismo error de pactar con España" un Estatuto para tres provincias, porque eso significaría que perdurarán la guerra y el conflicto otros 25 años.

El dirigente abertzale pidió al PNV y a los partidos nacionalistas que no pacten con los españoles, que lo hagan con la izquierda nacionalista. Y propuso la negociación de un pacto para una política de Estado vasco basada en el reconocimiento de la territorialidad de Euskal Herria, el derecho de autodeterminación y la consulta popular, porque "todo lo demás, los modelos de transición y los ritmos son negociables", dijo.

Otegi destacó que la imagen que mejor da la razón a la izquierda abertzale se pudo ver ayer mismo al comprobar que el Estatuto que pactaron con el PNV era defendido por los "fascistas españoles" en Gernika, "bajo el roble que intentaron arrasar hace unas décadas", en alusión al bombardeo de la ciudad por la aviación nazi. Según el parlamentario vasco, hoy son ellos los principales defensores de la autonomía y así seguirán "quemando etapas. Las mismas que han quemado los Estados que han intentado frenar los movimientos independentistas".

Otegi añadió que al Estado español sólo le queda "la fuerza" para tratar de frenar el camino emprendido desde ayer al margen del Estatuto de Gernika . Y adelantó que el proyecto iniciado por el Gobierno popular de modificar el Código Penal no le va a servir de nada. "La izquierda abertzale hará todo lo que esté en su mano para la sedición, la desobediencia y la ruptura del orden constitucional".

Arnaldo Otegi.
Arnaldo Otegi.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS