Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTRENO | 'Swimming pool'

Ozon se tira a las aguas sensuales de una piscina

El realizador francés estrena 'Swimming pool', con Charlotte Rampling y Ludivine Sagnier

François Ozon (París, 1967) ha dejado el cine más teatral y artificial para adentrarse en una película intimista. Tras el éxito de Ocho

mujeres, donde trabajó con algunas de las grandes estrellas del cine francés (Catherine Deneuve, Isabelle Huppert, Emmanuelle Béart, Fanny Ardant...), necesitaba un descanso -"no fue fácil trabajar con tanta estrella y, sobre todo, con ocho a la vez", confiesa sincero- y lo encontró en Swimming pool, el título que se estrena hoy en España y que protagonizan Charlotte Rampling (58 años) y Ludivine Sagnier (24 años).

Swimming pool, que incluso en Francia ha conservado el título en inglés por la existencia de la famosa película La piscina, protagonizada por Alain Delon en 1969, es la historia de una escritora inglesa de novela policiaca de éxito (Charlotte Rampling), que viaja a Francia, a Lubéron, a la casa de su editor para buscar inspiración para su escritura. Una noche, la hija francesa de su editor (Ludivine Sagnier) se presenta en la casa y da al traste con la tranquilidad de la novelista.

MÁS INFORMACIÓN

Rodada en inglés y francés y mezclando ficción y realidad, Ozon, que esta semana estuvo en Madrid promocionando el filme, asegura que lo que le interesaba era contar cómo los creadores, ya sean cineastas, escritores o artistas, se inspiran para la realización de sus obras. Él ha elegido su propia manera de inspiración -"me tengo que encerrar en un primer momento para luego abrirme al exterior y aceptar la realidad de fuera"- para llevarla al cine, y lo ha hecho a través de la figura de una estricta y fría novelista inglesa que escribe relatos crueles y aterradores. "Lo que quería narrar era el día a día de esa inspiración, o sea, el momento en el que uno toca y se conmueve con la inspiración. Como las piedras que va dejando Pulgarcito en el cuento", explica Ozon.

Además de las actrices y actores secundarios, en Swimming pool también tiene un protagonismo muy especial la piscina de la casa en la que se encuentran las dos mujeres. "He querido hacer de ella un espacio de libertad y sexualidad, una pantalla donde todo el mundo proyecta sus fantasmas", dice el director.

Ozon, considerado uno de los niños mimados del actual cine francés, que ha conseguido notables éxitos en pocos años, acaba de terminar de rodar una película, que todavía no tiene título, sobre la vida de una pareja. "Es un filme muy experimental en cuanto a su estructura narrativa, pero que trata un tema muy realista. Habla de la vida de una pareja a través de cinco momentos claves entre el hombre y la mujer. Cuando se conocen, la boda, el divorcio...". El filme está protagonizado por Valeria Bruni, hermana de Carla Bruni, y Antoine Chappey.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de octubre de 2003