Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE DEL 'PLAN IBARRETXE'

Imaz se distancia de Egibar en Vizcaya y libra una dura pugna en Guipúzcoa

El voto ponderado en segunda vuelta reforzará el peso de los vizcaínos

Las votaciones en la primera vuelta para elegir al nuevo presidente del PNV revelan la victoria del portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, frente a la candidatura del portavoz peneuvista, Joseba Egibar, en las asambleas vizcaínas que ya se han reunido y una dura pugna en las primeras organizaciones que se han pronunciado esta semana en Guipúzcoa. En Vizcaya, una veintena de asambleas han apoyado a Imaz, frente a cuatro a Egibar.

Guipúzcoa será el escenario donde se va a librar la batalla más encarnizada y más reñida entre los dos candidatos, ambos guipuzcoanos, a la presidencia del Consejo Nacional del PNV, según se desprende de los incipientes resultados que se van conociendo de esta primera vuelta. Esta provincia tiene un total de 58 juntas municipales. De ellas, el resultado más significativo es el de la asamblea de Azkoitia por su peso y carga simbólica, al tratarse de la localidad natal de Xabier Arzalluz y de otros destacados dirigentes peneuvistas, como el presidente de la ejecutiva guipuzcoana, Juan María Juaristi, y el ex diputado general Román Sudupe. En la noche del martes ganó allí por abrumadora mayoría Imaz, que consiguió 31 votos frente a los 18 que recibió Egibar, el candidato por quien no ha disimulado su preferencia Arzalluz.

Imaz también ha ganado en la asamblea de Zumarraga-Urretxu (es natural de la primera localidad), con una mayor diferencia, 25 votos frente a los 4 de Egibar. Éste, por su parte, ha vencido en la junta de su pueblo, Andoain. Y cada uno ha conseguido ganar por unanimidad en pequeños batzokis: Imaz, en Legorreta; Egibar, en Getaria, la localidad costera utilizada como bastión del PNV tras la escisión del 86 fraguada en la vecina Zarautz.

En Vizcaya, Imaz se va distanciando paulatinamente de Egibar: una veintena de asambleas de las 123 existentes le han apoyado ya en este territorio. Aunque en la primera vuelta las juntas vizcaínas tienen un peso de casi el 50% en el total de las juntas del PNV (248), el voto ponderado en función de la afiliación que se utilizará en la segunda vuelta -que se celebrará del 1 de diciembre al 31 de ese mes- elevará el peso del voto vizcaíno hasta el 70%. Vizcaya agrupa a unos 25.000 militantes de los 34.000 que tiene el PNV en números redondos. Los partidarios de Imaz confían en mantener la distancia en Vizcaya frente a su oponente e ir sumando las asambleas municipales de los otros territorios.

El máximo dirigente del partido en Vizcaya, Íñigo Urkullu, negó en Radio Euskadi que lo que se ventila en esta elección sea un futuro acercamiento a los socialistas o mantener la actual política de alianzas, como dijo Egibar. A su juicio, no debería haber diferencias dentro del PNV sobre con quién pactar "porque los proyectos no son personalistas, sino del conjunto del PNV". En ese sentido, el presidente del partido en Álava, Iñaki Gerenabarrena, dijo que las directrices del partido no las definirá un candidato u otro, sino la ponencia política.

En Álava, donde hay 49 juntas municipales, también se han producido esta semana las primeras votaciones. Mientras Amurrio ha dado su apoyo a Egibar, Maeztu ha caído del lado de Imaz y fuentes peneuvistas daban por seguro que en Llodio, el pueblo natal del lehendakari, Juan José Ibarretxe, el candidato ganador sería el de Arzalluz. Ayer noche estaba previsto que votaran las juntas municipales vitorianas de Abetxuko, Abendaño y Vitoria centro.

El peso de Navarra es más simbólico que otra cosa, ya que únicamente hay 14 organizaciones municipales y unos pocos cientos de militantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003