Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las prostitutas de Montera reclaman a Gallardón una zona de trabajo

Las meretrices se quejan por el aumento del "acoso y control policial"

Las prostitutas de la calle de Montera pidieron ayer, en una manifestación que recorrió esta calle hasta la Puerta del Sol, unas condiciones "dignas" de trabajo. Al mismo tiempo denunciaron un incremento del "acoso y control policial" desde que Alberto Ruiz-Gallardón llegó a la alcaldía. La concentración reunió a 300 personas y contó con el respaldo del colectivo Hetaira. Algunas portaban pancartas con lemas explícitos: "Follar, follar, follar, es un servicio a la Comunidad".

"La policía nos persigue continuamente. Así no podemos trabajar. Pero no nos vamos a ir de Montera", dice Lucía, una prostituta ecuatoriana. Las meretrices denunciaron también que los cierres al tráfico de la Casa de Campo sólo sirven para empeorar sus condiciones de trabajo.

Al mismo tiempo, reclamaron un lugar para ejercer la prostitución en Madrid "seguro, con condiciones de higiene adecuadas como existen en otras ciudades europeas". Aseguran que han pedido en varias ocasiones una entrevista con Gallardón sin obtener respuesta. Algunos vecinos de la calle de la Montera contemplaban incrédulos la concentración: "Es vergonzoso; no podemos ni salir a la calle, y encima ellas se manifiestan", se quejaba un vecino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2003