Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Alia Izetbegovic, símbolo de la resistencia en la guerra de Bosnia

El ex presidente de la república fallece en Sarajevo a los 78 años

El ex presidente de Bosnia-Herzegovina y líder de los bosnio-musulmanes, Alia Izetbegovic, falleció ayer por la tarde en un hospital de Sarajevo a los 78 años tras no poder superar sus problemas cardiacos y circulatorios. Izetbegovic, figura clave en el conflicto que devastó la antigua Yugoslavia en la década de los noventa, abandonó la política en 2001, pero seguía manteniendo una gran influencia en su República.

Izetbegovic, uno de los protagonistas de la guerra de los Balcanes durante la década de los noventa, fue internado en un hospital de la capital bosnia el pasado 10 de septiembre después de sufrir una caída en su casa y romperse tres costillas. Días más tarde tuvo problemas circulatorios en su pierna izquierda y una hemorragia pulmonar. Pero por su debilidad cardíaca crónica y su grave estado general, los médicos descartaron una intervención quirúrgica. En los últimos días el equipo médico que lo trató informó de otro empeoramiento por problemas cardíacos. Si bien se retiró de la vida política a comienzos de 2001 por razones de salud, Izetbegovic, casado y padre de tres hijos, continuó siendo una figura clave en la escena bosnio-musulmana y ninguna decisión se tomaba sin su consentimiento.

Nacido en el seno de una familia musulmana de elevada posición social, el 8 de agosto de 1925 en Bosanski Samac, vivió desde muy joven en Sarajevo y estudió Agronomía y Derecho.Desde joven se identificó con las reivindicaciones políticas y culturales de la comunidad bosnio-musulmana (eslava) y su actitud opositora a la Liga Comunista. Ello le acarreó contratiempos con el Gobierno de República Federal Socialista de Yugoslavia, entonces dirigido por el mariscal Josip Broz, Tito. Tres veces ingresó en prisión: en 1951, 1972 y 1983 por "actividades subversivas" o "panislámicas".

En marzo de 1990, cuando la gobernante Liga de los Comunistas Yugoslavos se desintegraba en cada república en partidos autónomos, Izetbegovic puso en marcha el Partido de Acción Democrática (SDA), secular pero no multiconfesional. En diciembre de 1990, Izetbegovic fue elegido presidente de la presidencia estatal, el órgano colegiado del poder ejecutivo bosnio.

Tras asistir silenciosamente a la guerra que despedazó a la independentista Croacia, permitiendo a las tropas federales, mayoritariamente serbias, atravesar territorio bosnio, en abril de 1992 vio desatarse una guerra étnica y de ocupación que devastó Bosnia-Herzegovina, causando dos millones de refugiados y casi 200.000 muertos.

Tras la intervención militar de la OTAN, firmó el 21 de agosto de 1995 en Dayton (EE UU) un tratado de paz junto al serbio Slobodan Milosevic y al croata Franjo Tudjman.

En los comicios de 1998 fue reelegido copresidente musulmán de Bosnia. En 2000, el enfermo líder se retiró de la presidencia tripartita y, un año más tarde, abandonó la política al dejar el cargo de líder del SDA.

Al anunciar su retirada, Izetbegovic declaró que su principal éxito como presidente entre 1992 y 1995 fue impedir que Bosnia "formara parte de la Gran Serbia", y que su mayor fracaso fue el no establecimiento de "una Bosnia unificada, democrática y próspera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2003