Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Juana Doña, militante comunista y feminista

En la madrugada de ayer murió en Barcelona a los 84 años de edad Juana Doña (Madrid, 1918), histórica militante y dirigente del Partido Comunista de España, fundadora del MELIM (Movimiento por la igualdad y la libertad de las mujeres). Dedicó su intensa vida a la noble causa de la lucha por las libertades democráticas. Su firme y decidida resistencia a la dictadura le valió una pena de muerte, posteriormente conmutada por largos años de cárcel. De hecho, fue la última mujer condenada en España a la pena capital, en 1947. Y se salvó de la muerte a manos de sus verdugos gracias a la visita a España de Eva Perón. Como gesto hacia la mujer de Perón, el régimen franquista decidió conmutar la pena de Juana. Se pasó, sin embargo, más de 20 años en prisión por sus ideas comunistas. En todo ese tiempo no abandonó nunca la militancia activa. Después estuvo siempre muy vinculada a las familias de los presos políticos, a los que ayudó en todo lo que pudo. Fue gran amiga del otro ex dirigente comunista fallecido ayer, el escritor Manuel Vázquez Montalbán, quien siempre la definía como "la segunda dama del comunismo español", después de Pasionaria. Él prologó sus cuatro libros. Mujer (1977), Desde la noche y la niebla (1978), Gente de abajo (1981) y Querido Eugenio. Este último, presentado recientemente en el Ateneo de Madrid, es un tratado de historia y de amor, el que siempre le profesó a su primer amor, Eugenio Mesón, encarcelado y fusilado en 1942. En esa extensa obra literaria colma las expectativas de todos los que clamamos por la recuperación de la memoria histórica. Colaboró en Mundo Obrero, el órgano oficial del partido comunista, desde 1977 hasta el último número.

MÁS INFORMACIÓN

Juana fue ante todo una mujer sólida en sus principios, en sus valores, sus ideas y en sus afectos. En Gente de abajo escribió una frase que se hizo célebre y que utilizaba mucho el propio Vázquez Montalban: "no me arrepiento de nada". Sus últimos 25 años fueron un compromiso constante por la igualdad entre hombres y mujeres. Siempre estuvo muy vinculada a la lucha feminista. Pero también se mostró activa en todas las luchas que han ido recorriendo su vida, desde los años treinta hasta ahora, cuando se había acercado interesada a los movimientos antiglobalización. Sus camaradas, compañeros y amigos del Partido Comunista de España y de Izquierda Unida siempre la tendremos en nuestro más grato recuerdo. Su funeral se celebrará en la intimidad en Barcelona.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de octubre de 2003