Educación pagará 108.000 euros por las lesiones de un niño en un colegio

La consejería de Educación y Cultura deberá indemnizar con 108.182,18 euros a la familia de un menor, estudiante de segundo de ESO en el colegio público Manuel Bru de Benissa (Alicante) tras sufrir lesiones graves en un ojo. El menor se encontraba en el patio del centro, en la hora de recreo. Junto a él jugaban a futbito un grupo de alumnos. En lugar de utilizar una pelota hacían servir piñas. En el trascurso del juego, una piña impactó en un ojo del menor causándole una lesión de carácter grave.

Los hechos ocurrieron en 1999. Tras presentar una reclamación por los daños que sufrió el alumno, perdió un ojo a los 13 años, en un espacio público en el que se permitió practicar un juego que entrañaba riesgo sin que actuara la vigilancia en el tiempo de recreo. Educación, un año después de lo ocurrido, en 2000, les reconoció el derecho a cobrar 90.151, 82 euros atendiendo a los daños físicos sufridos, valorando estrictamente la lesión. La familia pidió a la Consejería que se consideraran también los daños morales. Pero la Administración la desestimó. Ahora, la sección tercera de la sala de Lo Contencioso-Administrativo le conoce el derecho a ser indemnizada con 108.182,18 euros. La sentencia entiende que la Administración debe tener en cuenta la situación individualizada, el valor de los daños provocados en un espacio público cuya responsabilidad en lo que a buen funcionamiento se refiere, incluida la seguridad, recae en ella. Considera entonces que los daños morales deben ser considerados en este caso, de forma que la petición de la familia es razonable y debe ser por tanto atendida. Lo que ha limitado el TSJ es la cantidad. La familia solicitaba inicialmente 120.202 euros, que ha reducido a 108.182.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de octubre de 2003.