Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fluixà va al Constitucional para evitar ser apartado de la alcaldía de Xeresa

El alcalde de Xeresa, Ciprià Fluixà, del PP, tiene intención de consumar todas las vías judiciales posibles contra la sentencia del Tribunal Supremo que le declara "autor responsable" de un delito de prevaricación y contra el medio ambiente. El fallo del Supremo es firme y no permite más recursos por la vía ordinaria. Fluixà ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, y ha solicitado la suspensión de la decisión del Supremo de condenarle a un año de prisión, ocho de inhabilitación especial para ejercer un cargo público, dos años de inhabilitación para profesión y oficio y multas que suman 460.000 euros (75 millones de pesetas). Fluixà asegura que no tiene intención de renunciar al cargo, y que "su situación" en el Ayuntamiento no variará hasta que el Tribunal Constitucional decida si admite o no el recurso. El alcalde está dispuesto a agotar las vías judiciales contra la decisión del Supremo y mantiene en su defensa que la Audiencia Provincial de Valencia (en una sentencia del 13 de julio de 2002) le absolvió de los cargos. Fluixà está condenado por haber autorizado, durante los años 1995 y 1998, más de 40 vertidos de escombros y otros productos inertes (como vidrios, plásticos, neumáticos, muebles, chatarra, electrodomésticos productos tóxicos y baterías) en un paraje de marjal de alto valor ecológico. Los aterramientos se realizaron en unas parcelas del municipio cuyo suelo estaba clasificado como "no urbanizable protegido, marjalería B", e incluido en el humedal de La Safor. José Luis Ramos, abogado del Instituto de Defensa y Estudio Medioambiental (IDEA), que ejerció como acusación particular en el proceso contra Fluixà, auguró ayer que el recurso de amparo que el alcalde ha presentado ante el Constitucional "no prosperará", y manifestó que es "una estrategia" para retrasar la ejecución de la sentencia del Supremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003