Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China prevé lanzar el miércoles su primer astronauta al espacio

La misión, rodeada de secretismo, durará menos de un día

La cuenta atrás ha comenzado. Si se cumplen las previsiones aparecidas en los últimos días en los medios de comunicación chinos, el próximo miércoles, 15 de octubre, despegará rumbo al espacio la primera misión tripulada china de la historia. Pekín cumplirá así su sueño de conquistar las estrellas y se unirá a los dos únicos países que han situado hasta ahora astronautas en la órbita terrestre: Rusia y Estados Unidos.

Aunque el Gobierno ha mantenido un silencio absoluto sobre los detalles del lanzamiento, las filtraciones se han disparado desde que el pasado día 1 el Wen Wei Po, un diario de Hong Kong cercano al Gobierno de Pekín, publicara que el vuelo se producirá "justo después" de la reunión que mantendrá el Comité Central del Partido Comunista entre los días 11 y 14 de este mes.

La fecha del día 15 ha sido difundida por la web sina.com, una de las principales del país, que cita a la cadena de televisión Phoenix, de Hong Kong, dirigida por un antiguo militar chino. El primer ministro, Wen Jiabao, aseguró el pasado miércoles en Bali (Indonesia), donde ha asistido a la cumbre de ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático), que la misión tendrá lugar "pronto, muy pronto", pero no concretó la fecha.

La preocupación por la seguridad, la incertidumbre sobre las condiciones meteorológicas y el tradicional secretismo chino han contribuido a la falta de información sobre un proyecto en el que China tiene depositadas grandes esperanzas para impulsar su imagen internacional. Un accidente o un fracaso sería un duro golpe para los dirigentes. El hecho de que el programa espacial esté bajo el paraguas del Ejército es otro de los factores que explican la falta de transparencia.

Las últimas informaciones apuntan a que finalmente serán sólo uno y no dos o tres los taikonautas (en chino, espacio se dice taikong). Estará entre los tres finalistas del grupo de 14 antiguos pilotos de combate que llevan preparándose desde hace una década para el gran día.

Cerca de Jiuquan

La nave, Shenzhou V, será lanzada por un cohete Larga Marcha 2F desde una base en un lugar secreto en la región autónoma de Mongolia Interior. [La empresa Space Imaging hizo pública el lunes una imagen de la base tomada el 29 de septiembre por su satélite Ikonos]. La ciudad más cercana es Jiuquan en la provincia vecina de Gansu. Desde allí, saldrá a primera hora de la mañana la Nave Divina (traducción de su nombre), para un periplo que, según algunas versiones, consistirá en una única vuelta a la Tierra y durará tan sólo 90 minutos, y, según otras, se prolongará 14 órbitas y concluirá el día siguiente en las praderas mogolas. China ha lanzado, con éxito, cuatro misiones no tripuladas desde que inició el programa espacial en 1992.

Según el Wen Wei Po, el presidente chino, Hu Jintao; el máximo responsable del Ejército y precedente jefe de Estado, Jiang Zemin, y el antiguo presidente del parlamento, Li Peng, asistirán al lanzamiento. Según la cadena pública de televisión CTV, Jiang hablará con el tripulante mientras éste se encuentre en órbita.

El taikonauta que seguirá los pasos del ruso Yuri Gagarin (el primer ser humano en viajar al espacio en 1961) llevará como compañía un kilo de semillas, algunas de ellas de Taiwán, que Pekín considera una provincia rebelde. El objetivo es irradiarlas y realizar algunos experimentos científicos destinados a incrementar el rendimiento de las cosechas. El lanzamiento será emitido en directo por la televisión, con lo que podría llegar a una audiencia de 1.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2003